Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos por el asesinato de una anciana judía en París

Los apresados son acusados de "asesinato relacionado con la religión de la víctima, real o imaginada", según fuentes judiciales

La casa donde vivía y fue asesinada Mireille Knoll una anciana judía de 85 años.
La casa donde vivía y fue asesinada Mireille Knoll una anciana judía de 85 años. AFP

Dos hombres han sido detenidos este martes acusados de "homicidio voluntario" tras la muerte violenta de Mireille Knoll, una anciana judía que durante la Segunda Guerra Mundial sobrevivió a las redadas nazis, en su casa en el centro de París la semana pasada. El crimen habría sido perpetrado con motivaciones antisemitas y los apresados han sido inculpados de "asesinato relacionado con la religión de la víctima, real o imaginada", según fuentes judiciales.

Por el momento, los dos sospechosos, que también se enfrentan a cargos de robo con agravante y destrucción de la propiedad, se encuentran detenidos y están a disposición de la justicia, de acuerdo con lo solicitado por la fiscalía.

El cuerpo sin vida de Knoll fue encontrado el pasado viernes a última hora de la tarde en el piso del distrito XI de la capital francesa, donde vivía sola. La mujer recibió varias puñaladas.

Knoll era una superviviente de las persecuciones nazis en Francia durante la Segunda Guerra Mundial. En 1942 logró escapar de la redada de Vél d’Hiv, en la que más de 13.000 judíos, entre ellos 4.000 niños como Knoll, fueron detenidos entre el 16 y 17 de julio por policías franceses bajo órdenes del régimen colaboracionista de Vichy y llevados al velódromo de invierno de París, desde donde fueron trasladados al campo de exterminio de Auschwitz, en la Polonia ocupada.

Knoll vivía en el mismo distrito parisino donde residía Sarah Halimi, otra mujer judía de 65 años que fue asesinada hace justo un año por un joven musulmán vecino con problemas psiquiátricos. Su muerte provocó una gran polémica entre la comunidad judía que reclamó que fuera considerado como un crimen antisemita, algo que la fiscalía tardó meses en solicitar, pese a que el presidente del país, Emmanuel Macron, consideró que había que aclarar si se trataba de un crimen antisemita o no. El mes pasado, el tribunal a cargo del caso confirmó que el asesinato de Halimi tuvo un trasfondo antisemita.

El líder francés no ha tardado en reaccionar ante el nuevo episodio que la justicia investiga como antisemita y ha manifestado su "emoción ante el crimen horrible cometido contra la señora Knoll" reafrirmando su "determinación absoluta para luchar contra el antisemitismo", en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Asimismo, la comunidad judía ha levantado la voz rápidamente. El diputado y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Meyer Habib, ha denunciado en las redes sociales el “asesinato bárbaro” de Knoll, mientras que Consejo Representativo de Instituciones Judías de Francia (CRIF) ha reclamado por su parte la “transparencia total” en las investigaciones de un suceso que “inquieta” a la comunidad judía en Francia para que los “motivos de este crimen bárbaro sean conocidos lo antes posible”.

Más información