Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia pide a Europa reforzar la lucha contra el racismo y el antisemitismo en Internet

París busca penalizar a plataformas en línea que no retiren rápidamente contenidos que inciten al odio

El primer ministro, Édouard Philippe, con la madre de un paracaidista francés y musulmán víctima de un ataque extremista en 2012
El primer ministro, Édouard Philippe, con la madre de un paracaidista francés y musulmán víctima de un ataque extremista en 2012 AFP

El Gobierno francés ha presentado este lunes un “plan nacional de lucha contra el racismo y el antisemitismo” que tiene en su punto de mira a las plataformas de Internet que distribuyen contenidos que incitan al odio. Entre otras medidas, busca penalizar a las redes sociales que no retiren rápidamente ese tipo de material, una iniciativa que Francia quiere elevar a nivel europeo para combatir juntos un “flagelo” que, afirma París, sigue siendo preocupante en todo el continente.

“Hoy en día, parece más fácil retirar el vídeo pirata de un partido de fútbol que comentarios antisemitas” en las redes sociales, ha denunciado el primer ministro, Édouard Philippe, al presentar el plan en el Museo de la Inmigración de París, rodeado de buena parte de su gabinete. Según Francia, es necesario actualizar un marco jurídico anticuado, elaborado cuando muchas de las redes sociales hoy en boga ni siquiera existían. Aunque Philippe saludó como un avance la revisión que se está haciendo de la directiva europea de medios audiovisuales, consideró que “hay que ir más lejos aún” y propuso, entre otros, crear una nueva figura, una intermedia entre la de editor de la web y la de proveedor de alojamiento de las plataformas, “que les obligue también a asumir sus responsabilidades”. No puede ser, subrayó, que el director de un periódico sea penalmente responsable de los comentarios incitando al odio que estén publicados en la página web de su diario pero que no se exija la misma responsabilidad al jefe de una red social.

Mientras se busca presionar en Europa para avanzar juntos en el mismo sentido, Francia revisará también su legislación nacional para endurecer la respuesta ante la distribución de contenidos racistas o antisemitas en las redes.

"No me van a convencer jamás de que las redes sociales son espacios fuera del territorio. Para mí, todo lo que es publicado y difundido en Francia, es publicado y difundido en Francia. Y por tanto debe responder a las leyes" francesas, insistió Philippe.

El primer ministro anunció que le ha encargado la misión de realizar propuestas de reformas legislativas para buscar una mayor responsabilidad jurídica de las plataformas a un equipo compuesto por la diputada de la mayoría presidencial Laetitia Avia; el vicepresidente del Consejo Representativo de Instituciones Judías de Francia (CRIF), Gil Taïeb, y al profesor franco-argelino Karim Amellal.

Aunque no desveló ninguna medida concreta, según la Agencia France Presse se baraja el establecimiento de multas fuertes, como hace Alemania, contra las redes sociales que no retiren en 24 horas contenidos que incitan al odio, así como el cierre de cuentas que difundan de forma masiva y repetida contenidos racistas o antisemitas.

El nuevo plan nacional, que se extenderá hasta 2020, busca también promover y, sobre todo, facilitar que las víctimas de actos antisemitas o racistas denuncien los hechos, para lo cual se hará disponible un sistema de denuncias en línea para “infracciones de naturaleza racista y antisemita”. Asimismo, se “experimentará” durante los próximos meses la implantación de una red de investigadores y magistrados “especialmente formados en la lucha contra el racismo y el antisemitismo” y se realizará una revisión de los procedimientos para “facilitar el reconocimiento de circunstancias agravantes en los casos de insultos o violencia”.

Philippe anunció asimismo la creación de un “equipo nacional de intervención rápida” compuesto de expertos para identificar problemas de racismo o antisemitismo en las escuelas y dar apoyo a los maestros. Otro campo en el que se buscará actuar con acciones de sensibilización será el del deporte, un sector, según Philippe, “donde se manifiesta el racismo pero que constituye también una formidable escuela de igualdad”.

Más información