Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un accidente aéreo causa 12 muertos en Costa Rica

La aeronave, de la compañía Nature Air, se precipitó a tierra cerca de Punta Islita (Pacífico). 10 de los fallecidos son turistas estadounidenses

Restos de la avioneta siniestrada este domingo.
Restos de la avioneta siniestrada este domingo.

Una docena de personas -10 turistas estadounidenses y dos tripulantes de cabina locales- han muerto este domingo al estrellarse la avioneta en la que viajaban, según ha informado un portavoz del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica. La avioneta había partido minutos después de las 11.30 de la mañana (hora local) del aeropuerto Juan Santamaría de San José -el más importante del país centroamericano- con destino a Punta Islita (ubicado en la costa del Pacífico y popular entre turistas estadounidenses y europeos). Tras estrellarse, se vio envuelta en llamas. La climatología era favorable. "No hay supervivientes", ha dicho el ministro de Seguridad costarricense, Gustavo Mata.

La aeronave, una Cessna 208 Caravan, se precipitó a tierra en una zona montañosa cerca de la localidad playera de Punta Islita. Eran "10 pasajeros extranjeros y 2 tripulantes nacionales, la aeronave era operada por Nature Air y tenía matrícula TI-BEI. Fallecidos", según ha informado un portavoz del Gobierno costarricense. Uno de los pilotos fallecidos, Juan Manuel Retana, era primo de la expresidenta Laura Chinchilla (2010-2014), según ha confirmado la propia política en redes sociales.

"Las unidades ya están en la escena que es de difícil acceso. El fuego arrasó con la aeronave y las víctimas quedaron carbonizadas, se trata de 10 turistas y 2 miembros de la tripulación", ha explicado el director de Bomberos, Héctor Chávez, en declaraciones a Efe. Varios de los muertos pertenecen a una misma familia. La avioneta colisionó contra la montaña, y lo aparatoso de la escena hace "suponer que el impacto fue directo", detalla Chávez. El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica ha desplazado uno de sus equipos a la zona, situada 230 kilómetros al oeste de San José. El Ejecutivo ha manifiestado en un comunicado su "compromiso de hacer todo lo necesario para colaborar con los familiares de las víctimas". Está previsto que este lunes empiece la investigación sobre las causas que desembocaron en el siniestro.

Nature Air es una compañía aérea costarricense que opera 74 vuelos a 17 destinos de Costa Rica y Panamá, en su mayoría con propósito turístico, con aviones de tamaño reducido. El accidente ocurrido este domingo es el segundo en el que se ve involucrada, de forma directa o indirecta, en lo que va de año: en septiembre pasado una Cessna 206 de Aerobell con cinco ocupantes a bordo se estrelló poco después de despegar del aeropuerto Tobías Bolaños, ubicado en la capital costarricense, San José. El vuelo iba a ser operado por Nature Air, pero finalmente Aerobell se hizo cargo del mismo con la debida autorización de la aerolínea, según informaron en su día diversos medios locales. EL PAÍS trató de contactar, infructuosamente, con un portavoz de la empresa.

Esta época del año es particularmente concurrida en los complejos hoteleros de las costas costarricenses, con turistas y locales que acostumbran pasar sus vacaciones bajo el sol. Como los fallecidos, muchos de los visitantes son de nacionalidad estadounidense.