Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JOAN FAUS

El ridículo de un candidato a juez de Trump: incapaz de responder a preguntas básicas legales

Un grupo de senadores deja en evidencia la ignorancia de Matthew Spencer Petersen, seleccionado por el presidente para servir como magistrado federal

Matthew Spencer Petersen, durante la comparecencia.

Donald Trump emprendió hace meses una reorientación conservadora en los tribunales de Estados Unidos. El republicano ha implementado una estrategia para rellenar plazas vacantes con rapidez y asegurarse un sistema judicial que apoye su agenda. El riesgo de ello quedó evidenciado esta semana, cuando uno de sus nominados no supo responder a numerosas preguntas sobre conceptos legales básicos y admitió no tener ninguna experiencia en los juzgados.

Ante un panel de senadores, encargados de cuestionar a todo nominado del presidente, Matthew Spencer Petersen llegó a aceptar que había presenciado menos de cinco declaraciones de testigos en su trayectoria y que no contaba con mucha experiencia en litigios. “Entiendo el reto que tendría frente a mí si tuviera el honor de convertirme en juez”, aceptó Petersen, que no ha tenido experiencia en ningún juzgado, ni a nivel local ni estatal. Cuando el legislador republicano, John Kennedy le apretó, Petersen afirmó que tampoco se “acordaba” de cuando leyó por última vez las Reglas Federales de Procedimiento Civil, ni supo definir mociones básicas como la asociada a la exclusión de ciertas pruebas antes de un juicio.

Un senador demócrata, Sheldon Whitehouse, compartió un vídeo de la esperpéntica escena a través de su cuenta de Twitter: “No se pierdan esto: el senador republicano interroga a un nominado a juez federal de Donald Trump que no sabe contestar a ni una pregunta legal básica. ¡Madre mía!”. Petersen está nominado para ocupar uno de los asientos del juzgado federal de Washington, uno de los más importantes del país. Se desconoce si su ridículo propiciará la retirada de su candidatura. Hasta ahora, es el máximo responsable de la Comisión Electoral Federal y antes de eso trabajó en un despacho de abogados.

Petersen no es el único con grandes carencias para servir en un puesto tan importante. La candidatura de Leonard Steven Grasz, otro seleccionado por Trump, fue aprobado para ser juez federal pese a que el Colegio de Abogados le concedió una nota de “no cualificado”. La Casa Blanca también ha retirado al menos a otros dos nominados. Uno porque también recibió la descripción de “no cualificado” por el Colegio y otro tras conocerse que se refirió a niños transgénero como una parte del “plan de Satán”.

Más información