Despedida Omarosa Manigault, la única asesora afroamericana de Trump

Amiga de Trump por su participación en "El Aprendiz", niega que fuera forzada a abandonar la Casa Blanca tras una pelea verbal con el jefe de gabinete, John Kelly

Omarosa Manigault junto a Donald Trump.
Omarosa Manigault junto a Donald Trump.Carlo Allegri (REUTERS)

Omarosa Manigault, la única asesora afroamericana cercana al presidente Donald Trump, fue destituida el miércoles. Personalidad de la televisión, participante en el programa “El Aprendiz”, que dirigió Trump, y conocida por hacerse las fotos de boda en la Casa Blanca, Manigault no era una figura típica del ejecutivo estadounidense. Según informaron medios estadounidenses, la mujer, de 43 años, fue obligada por agentes del servicio secreto a abandonar las instalaciones de la Casa Blanca tras una pelea verbal con el jefe de gabinete, el general John Kelly.

“¡Gracias Omarosa por tu servicio! Te deseo muchos éxitos”, tuiteó el presidente esa noche. Trataba de calmar los ánimos, pero ya era tarde. En una entrevista este jueves con ABC, Manigault suscitó más polémica al afirmar que durante su estancia en el 1600 de la Avenida Pensilvania observó actitudes que le habían afectado emocionalmente y tenían que ver con su raza y la comunidad afroamericana.

“He visto cosas que me han hecho sentirme incómoda, me han entristecido y afectado profundamente. Será una historia poderosa que todo el mundo querrá escuchar”, dijo Manigault, cuyo empleo acabará formalmente el 20 de enero.

En la oficina de Trump, la estrella televisiva actuaba como liaison en la oficina de comunicaciones. Llegó ahí por su amistad desde hace 14 años con el presidente, a quien conoció durante su participación en el reality show que dirigía Trump. “Tenía más acceso al presidente que la mayoría de gente. Les molestaba nuestra relación”, alardeó la exasesora. Pero según fuentes citadas por The Washington Post, Manigault estaba obsesionada con su ego y afán de protagonismo acabó con la paciencia del general Kelly, que desde finales de verano trata de imponer orden en un Ala Oeste marcado frecuentemente por el caos.

“Tuvimos una conversación directa sobre mis preocupaciones y los problemas que yo veía, y como consecuencia, dimití”, defendió Manigault sobre su supuesta pelea con Kelly, que fue el detonante que precipitó su despido. La exasesora también rechazó la versión que señalaba que fue retirada a la fuerza de la Casa Blanca.

Pese a la mujer ya ha perdido su acceso a las zonas más restringidas del edificio ejecutivo, todavía cobrará su sueldo de casi 180.000 dólares anuales durante el próximo mes. Ben Carson, el secretario de Vivienda, es el único otro afroamericano que trabaja en el entorno cercano al presidente.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS