Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis actrices denuncian al magnate Harvey Weinstein ante un tribunal

El caso señala las maniobras del productor y sus colaboradores para encubrir los abusos sexuales como "crimen organizado" y busca representar a decenas y cientos de mujeres

Harvey Weinstein, en la gala de los Oscar de 2015. Foto: AP / Vídeo: Atlas

El escándalo Harvey Weinstein ya está en los tribunales. Seis mujeres han demandado al gran productor de Hollywood ante un juzgado federal de Nueva York alegando que sus estratagemas y las de sus colaboradores para encubrir abusos sexuales suponen una organización delictiva. Weinstein ha sido acusado por decenas de mujeres de distintos grados de agresión o asedio y dado lugar a una gran ola de denuncias contra en el acoso.

La denuncia, según Associated Press, sostiene que un grupo de empresas y personas acabaron por conformar una siniestra "Empresa Sexual Weinstein" que colaboraba con el poderoso productor ahora caído en desgracia para tapar la larga huella de su comportamiento depredador, admitido parcialmente por él mismo. "La Weinstein Sexual Enterprise tenía muchos participantes y fue creciendo a medida que la ofuscación por la conducta de Weinstein era más difícil de ocultar", señala el documento. Las denunciantes, todas actrices, esperan representar a "decenas o centenares" de víctimas.

Nombre famosos como el de Angelina Jolie o Gwyneth Paltrow forman parte de la lista de unas 70 mujeres que han acusado al productor, responsable de grandes éxitos del cine americano y forjador de grandes carreras artísticas. Los casos han salido a la luz ahora, aunque corresponden a diferentes décadas, y ninguno ha prosperado aún en los tribunales. Weinstein es investigado por la policía de Los Angeles, Nueva York y Londres por presuntos casos de agresión.

The New York Times publicaba precisamente hoy un amplio artículo en el que relata cómo el producto usaba su poderosa red de influencias y dinero para tapar su comportamiento abusivo e intimidar a las mujeres que pretendieran denunciarlo. La revista The New Yorker ya había contado a primeros de noviembre que, además, Weinstein llegó a contratar a todo un “ejército de espías”, que incluían exagentes del Mossad, para encubrir sus actos.

La denuncia se presentó en el mismo día que la revista Time anunció la elección del movimiento Me too (Yo también) contra el acoso sexual como la "la persona del año". A raíz del caso Weinstein, Estados Unidos parece haber iniciado una especie de catarsis sobre la cultura del abuso sexual en los ambientes profesionales. Una decena de legisladores demócratas -entre ellos, un mínimo de seis mujeres- ha pedido la dimisión del senador de su partido Al Franken, acusado también por acoso.

Más información