Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres acusados por el asesinato de la periodista Daphne Caruana en Malta

El juzgado no ha aclarado si fueron contratados para atentar contra la víctima, que destapó escándalos de corrupción

La policía y expertos forenses en el lugar de la explosión el 16 de octubre.
La policía y expertos forenses en el lugar de la explosión el 16 de octubre. AFP

Tres hombres han sido acusados formalmente este martes del asesinato de la periodista de investigación Daphne Caurana, conocida por destapar escándalos de corrupción que han sacudido a la clase política de Malta. Caruana murió el pasado mes de octubre cuando una bomba explotó en su coche.

Tres de los diez arrestados este lunes han comparecido ante un juez que ha confirmado los cargos por asesinato contra los hermanos Alfred y George Degiorgio y Vince Muscat y ha añadido el de posesión de materiales para fabricar bombas y armas. Los tres se han declarado inocentes, según informa el Times of Malta.

Los tres acusados han tratado de anular su detención argumentando que la orden formal se emitió 36 horas después de que fueran arrestados, según la defensa. El inspector de Policía Keith Arnaud ha asegurado que, aunque es cierto, se les informó al momento de que quedaban detenidos y el juez ha decidido mantenerlos en prisión provisional.

Por el momento no ha trascendido si los tres acusados actuaron en su propio nombre o son sicarios contratados para asesinar a la periodista. Un amigo cercano de la víctima dijo a Reuters que Caruana nunca investigó a los tres acusados.

Fuentes de la investigación han asegurado al diario local que las pruebas contra los hermanos Degiorgio y Muscat "son sólidas". Al parecer, incluyen una llamada de teléfono que activó la bomba colocada en el coche de Caruana y que acabó con su vida el pasado 16 de octubre en el pueblo norteño de Bidnija.

Los otros siete detenidos han sido liberados bajo fianza.

Caruana, de 53 años, tenía un famoso blog en el que denunciaba de forma implacable casos de corrupción de políticos de primer nivel. Dos semanas antes de su muerte, había presentado una denuncia ante la Policía por una serie de amenazas que estaba recibiendo.

Más información