Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos carabinieri, sospechosos de violar a unas jóvenes estadounidenses en Florencia

Los policías recogieron a las jóvenes a la salida de una discoteca y se ofrecieron a llevarlas a casa

Vista de Florencia
Vista de Florencia REUTERS

La fiscalía de Florencia investiga a dos agentes del cuerpo de carabineros sospechosos de violar el jueves a dos universitarias estadounidenses. Las jóvenes, ambas estudiantes de 21 años , enseguida denunciaron la violencia sufrida por parte de los dos uniformados que las recogieron a la salida de una discoteca del centro y se ofrecieron a acompañarlas a casa con el coche patrulla.

Este suceso está causando profunda indignación en el país, justo mientras medios y líderes políticos estaban empeñados en comentar y en cabalgar la rabia desatada por otra agresión sexual registrada hace dos semanas en Rimini, famoso destino turístico en las costas del mar Adriático. En aquella ocasión, los presuntos violadores, todos encarcelados, eran cuatro inmigrantes.

Los investigadores escucharon a las mujeres dos veces, también por separado. Confirmaron su acusación y no ofrecieron una versión contradictoria de los hechos. Explicaron que habían pasado la noche en el Flo', un club que surge en el piazzale Michelangelo, en lo alto de la ciudad. Salieron sobre las 4.00 y se pusieron a buscar un taxi, sin lograrlo. Los dos carabinieri, que se encontraban en la discoteca para calmar una riña entre algunos clientes, se pusieron a hablar con ellas, se dieron cuenta enseguida de que estaban borrachas y por eso se ofrecieron a acercarlas y ellas accedieron.

Alcanzado el edificio donde viven, los agentes aparcaron el coche para ayudarlas a subir hasta el piso. Sin embargo, un agente violó a la primera en la entrada del palacete y otro abusó de la segunda en el ascensor. La fiscalía considera que existen “fundamentos de veracidad” en su relato y abrió una investigación en contra de los dos carabinieri, que han sido identificados pero aún no interrogados. El relato de las estadounidenses, que estudian en una de las muchas academias norteamericanas presentes en la ciudad de los Médici, está avalado también por las visitas médicas - que relevaron que sí tuvieron relaciones sexuales - y por algunas cámaras de seguridad que grabaron el coche entre el piazzale Michelangelo y el piso de las jóvenes.

La agencia Ansa contactó con el departamento de Estado de EEUU, donde solo comentaron que están tomando “muy en serio las acusaciones”, sin añadir nada más, “por la delicadeza del asunto y para proteger la privacidad de las personas involucradas”. Los hechos se verificaron a pocos días del arresto de cuatro jóvenes africanos acusados de una violenta agresión sexual contra una turista polaca y una mujer transexual peruana. Organizaciones y políticos de ultraderecha pidieron la “castración” química de los presos y acusaron a los inmigrantes de llevar solo delincuencia a Italia.