Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE restringe la exportación de botes inflables a Libia

El acuerdo de los ministros de Exteriores intenta combatir el tráfico de migrantes en el Mediterráneo

Migrantes en un bote inflable frente a las costas de Libia, en junio de 2016.
Migrantes en un bote inflable frente a las costas de Libia, en junio de 2016.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) han acordado este lunes restringir la exportación de botes hinchables y motores fueraborda a Libia, para ayudar a combatir el tráfico de migrantes en la ruta del Mediterráneo central. Los Estados miembros contarán desde ahora en adelante con una base legal para evitar la exportación o suministro de estos artículos cuando haya fundamentos razonables para creer que serán utilizados por traficantes de seres humanos, ha indicado el Consejo de la UE en un comunicado.

Las restricciones se aplicarán igualmente a este tipo de botes y motores que estén en tránsito por la UE hacia Libia, pero no afectarán a la exportación o venta de estos bienes para un "uso legítimo" de la población civil, como pescadores.

En las conclusiones aprobadas por los ministros, estos han reafirmado su disposición a sancionar a quienes amenacen la paz, la seguridad y la estabilidad de Libia, incluidos aquellos que minen la transición política en el país. También han dicho estar dispuestos a actuar contra los responsables de graves abusos de los derechos humanos, y en ese contexto han asegurado que estudiarán la posibilidad de ampliar medidas contra los traficantes.

El Consejo ha acordado ampliar hasta el 31 de diciembre de 2018 su misión EUBAM Libia, que proporciona asistencia a las autoridades locales para gestionar sus fronteras, así como en los ámbitos de cumplimiento de la ley y de justicia criminal. Esa misión también trabajará en la planificación de una posible operación civil comunitaria para el refuerzo de instituciones en Libia y de asistencia en crisis.

Operación Sophia

Los ministros no han renovado el mandato de la misión Sophia, que opera en el Mediterráneo central contra las mafias de migrantes y que se dedica además a formar a guardacostas libios y a ayudar a que se respete el embargo en el comercio de armas decretado por la ONU a Libia. El Consejo solo ha indicado que la renovación de ese mandato, que expira a finales de julio, será decidida "pronto".

La extensión del mandato se ha visto aplazada por las reservas de Italia, que ha reclamado que otros países abran sus puertos a los inmigrantes rescatados, aunque fuentes diplomáticas han descartado que ello vaya a bloquear su renovación durante un año y medio más, hasta el 31 de diciembre de 2018.

"No veo ningún problema específico con ningún país en particular sobre ese asunto", ha dicho la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, cuando le preguntaron sobre las reticencias de Italia a dar luz verde a la renovación de la misión Sophia.

Más información