Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Chile no le hace gracia la broma machista de Piñera

“Todas las mujeres se tiran al suelo y se hacen las muertas, y todos nosotros nos tiramos encima y nos hacemos los vivos”, señaló el expresidente y candidato de la derecha en un acto de campaña

El expresidente chileno Sebastián Piñera, durante una conferencia el pasado 26 de mayo.
El expresidente chileno Sebastián Piñera, durante una conferencia el pasado 26 de mayo. EFE

A menos de dos semanas de las primarias de la derecha chilena, que se celebrarán el domingo 2 de julio próximo, al expresidente y candidato Sebastián Piñera nuevamente lo ha traicionado lo que, según la oposición, es uno de sus defectos: la incontinencia verbal. En una actividad de campaña de este fin de semana en el teatro de la ciudad de Linares, a unos 300 kilómetros al sur de Santiago de Chile, el exmandatario intentó realizar un chiste aludiendo al acoso hacia las mujeres: “Bueno muchachos, me acaban de sugerir un juego muy entretenido. Es muy sencillo: todas las mujeres se tiran al suelo y se hacen las muertas, y todos nosotros nos tiramos encima y nos hacemos los vivos. ¿Qué les parece muchachos?”, expresó Piñera, para luego cerrar la actividad y despedirse de los asistentes.

En un país donde al aborto todavía está prohibido en todas las circunstancias, recién se tramita en el Congreso una ley que castigue el acoso callejero y donde se han producido unos 37 feminicidios en 2017, la broma de Piñera ha sido condenada desde diferentes sectores. La presidenta Michelle Bachelet indicó a través de su cuenta Twitter: “Una violación es expresión de la mayor violencia contra las mujeres. Bromear con eso es despreciarnos a todas y no es aceptable”, escribió la socialista sobre el expresidente, que lidera las encuestas con miras a las elecciones del 19 de noviembre próximo con un 23,7%, de acuerdo al último sondeo de CEP.

Las dos mujeres presidenciables, la democristiana Carolina Goic y la periodista Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, criticaron por Twitter el intento de broma. “Un candidato presidencial no puede jugar con la violencia de género. Sebastián Piñera debería disculparse con las mujeres por su mal chiste”, señaló la representante de la Democracia Cristiana. Sánchez, en tanto, de la nueva coalición de izquierda, escribió: “El machismo de Piñera retrata su mirada de país. Por eso soy candidata feminista, por la igualdad entre hombres y mujeres”.

Aunque algunos dirigentes del bloque político de derecha Chile Vamos defendieron a Piñera y acusaron oportunismo político, las críticas han sido generalizadas. El candidato presidencial del oficialismo, el senador Alejandro Guillier, recordó el polémico incidente en el que participó en diciembre pasado. El senador por Antofagasta se hallaba en el escenario en la cena Agrupación de Exportadores de Manufacturas, Asexma, donde la asociación de empresarios regaló una muñeca hinchable al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes. La figura estaba desnuda y tenía un cartel tapándole la boca donde se podía leer: “Para estimular la economía”.

La fotografía de la premiación, donde todos aparecían riéndose, generó un intenso debate en Chile sobre el alcance del machismo, obligó a los protagonistas de la fotografía a ofrecer disculpas públicas por lo sucedido y provocó la condena de los principales representantes del país.

Luego de la broma de Piñera, Guillier señaló: “Mi señora no me habló durante tres días a propósito de un desgraciado incidente del que fui testigo y reaccioné de la manera más estúpida del mundo, por una broma que se quiso hacer de mal gusto y yo me reí, la famosa muñeca inflable”, según consigna el portal de noticias T13.cl.

El expresidente Piñera, acosado por las criticas, se excusó a través de su cuenta de Twitter, aunque indicó que la polémica se está usando con fines electorales: “Me disculpo por una mala broma que no afecta mi aprecio y respeto por todas las mujeres. Lamento el aprovechamiento político que ha generado”. Posteriormente, su comando difundió un vídeo de su esposa, Cecilia Morel: “Sebastián ya pidió disculpas. Las chilenas saben del compromiso que él tuvo y seguirá teniendo por el avance de sus derechos”.

Piñera durante su mandato acostumbraba a confundir nombres, a inventar algunas palabras, a salirse de protocolo y a pronunciar algunas imprecisiones, como cuando indicó el primer asesinato fue cuando “Abel asesinó a Caín”. Esta no es la primera vez que dice chistes machistas. En una cumbre en México señaló: “¿Sabe usted cuál es la diferencia entre un político y una dama? Cuando el político dice que ‘sí’, quiere decir ‘tal vez’; cuando dice ‘tal vez’, quiere decir que ‘no’, y cuando dice que ‘no’, no es político. Cuando una dama dice que ‘no’, quiere decir ‘tal vez’; cuando dice ‘tal vez’, quiere decir que ‘sí’, y cuando dice que ‘sí’, no es dama”.

En Wikipedia existe una entrada dedicada a sus gafes llamada Piñericosas, que deriva de las Condoricosas de la revista de humor chilena Condorito. En esta ocasión, sin embargo, a Chile no le hizo ninguna gracia la broma machista de Piñera.

Más información