Los grandes huracanes que azotaron México

Comparamos la velocidad de Newton al tocar tierra con otros ciclones del pasado

El huracán Newton de categoría 1 ha tocado tierra este martes en la costa mexicana, cerca de la ciudad de Cabo Lucas. El siguiente es un repaso comparativo de este fenómeno meteorológico con algunos de los huracanes más devastadores que han azotado México, según los datos recogidos por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense.

Patricia, octubre de 2015

El huracán Patricia, del que se registraron vientos superiores a los 340 kilómetros por hora, alcanzó la categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson, la máxima de esta escala que los clasifica según la intensidad del viento. Un huracán debe superar los 250 kilómetros por hora para alcanzar esa categoría. Se considera uno de los más intensos que han sido medidos y conllevó la evacuación de más de 50.000 personas por parte del gobierno mexicano. Sin embargo, perdió fuerza al tocar la costa y se convirtió en una depresión tropical.

Manuel, septiembre de 2013

México vio cómo el huracán Manuel llegaba a sus costas por el Pacífico a la vez que la tormenta tropical Ingrid por el Atlántico en septiembre del año 2013. El huracán Manuel dejó más de 100 muertos en el estado de Guerrero, la zona más afectada, con unas 30 localidades aisladas y con las compañías aéreas Interjet y Aeroméxico activando un puente aéreo para transportar víveres a la zona y evacuar a 40.000 turistas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Wilma, octubre de 2005

El huracán de categoría 5 Wilma, aunque perdió intensidad al atravesar la península del Yucatán, llegó a alcanzar los 296 kilómetros por hora. Se calculó que los daños superaron los 29.000 millones de dólares y causó más de 62 víctimas mortales.

Kenna, 2002

El huracán Kenna llegó a las tierras mexicanas con una categoría 4 a las costas de Jalisco, Nayarit y parte de Sinaloa, con vientos de velocidades superiores a los 220 kilómetros por hora.

Paulina, octubre de 1997

Hasta que fue superado el año pasado por el huracán Patricia, este huracán era considerado por la base de datos del Centro Climático de la Cruz Roja como el mayor del Pacífico, con vientos que superaban los 320 kilómetros por hora. Los daños provocados por su paso, sin embargo, fueron muy inferiores a lo que las previsiones hacían pensar, al estar concentrado en un radio de tan solo 25 kilómetros.

Gilberto, septiembre de 1988

Otro huracán que superó los 295 kilómetros por hora tocó tierra en Yucatán, esta vez en septiembre de 1988. Se calcula que murieron a su paso 318 personas y más de 5.000 millones de dólares en pérdidas.

Liza, septiembre de 1976

El huracán Liza dejó a su paso más de 600 muertos y más de 175.000 afectados. Se calculó que este huracán de categoría 4 destruyó más de 100.000 viviendas y ocasionó pérdidas por más de 100 millones de dólares.

Beulah, septiembre de 1967

La región de Quintana Roo, en el golfo de México, fue azotada por este huracán que perdió la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson al tocar tierra, pero que se recuperó para pasar cerca de Monterrey con una categoría 4.

México, octubre de 1959

Uno de los huracanes que han pasado por México más destructivos y mortíferos. Según diferentes estimaciones, causó entre 1.000 y 1.800 víctimas mortales. Tocó tierra cerca de Manzanillo con velocidades de viento superiores a 260 kilómetros por hora.

Janet, septiembre de 1955

El huracán Janet tocó tierra mexicana en Quintana Roo, Yucatán, el 28 de septiembre de 1955. Las construcciones de madera de los habitantes de esta región salieron volando por los aires ante el paso de este huracán de categoría 5 en la escala de Saffir – Simpson.

Sobre la firma

Javier Galán

Cubre la actualidad en la sección de última hora. En el periódico también le dio sentido a los datos en la sección de infografía durante tres años o contó su vuelta al mundo en El Viajero. Es licenciado en Derecho y Periodismo y máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS