Juncker declara su preferencia por Hillary Clinton

El miedo al populismo rompe la neutralidad institucional del jefe de la Comisión Europea

Jean-Claude Juncker, antes de una reunión del colegio de comisarios en Bruselas.
Jean-Claude Juncker, antes de una reunión del colegio de comisarios en Bruselas.LAURENT DUBRULE (EFE)

Bruselas entra en la campaña estadounidense. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha expresado este lunes públicamente sus simpatías por la candidata demócrata, Hillary Clinton. “Tengo preferencia por un candidato, o quizás debería decir candidata”, ha respondido el líder del Ejecutivo comunitario en una entrevista con la televisión francesa France 2.

Más información
Los demócratas inician divididos la convención que coronará a Clinton
Michael Bloomberg apoyará a Hillary Clinton en la convención demócrata
Donald Trump promete ley y orden con una visión sombría de Estados Unidos

Las instituciones comunitarias tratan siempre de mantener una escrupulosa neutralidad en los procesos electorales nacionales, tanto los de la Unión Europea como los de países terceros. Pero el radicalismo que representa el candidato republicano, Donald Trump, espanta a los líderes europeos, que ven cómo en el seno de la UE arraigan figuras similares. “He sido imprudente por responder”, ha admitido inmediatamente Juncker, que contestaba a la pregunta de qué candidato prefiere como sucesor de Barack Obama.

Un portavoz de la Comisión Europea ha optado por no añadir ningún comentario a las palabras de su presidente. Pero el jefe del Ejecutivo comunitario es consciente de que los principales riesgos políticos están en su área de influencia. Los europeos deben “luchar contra los populismos”, ha insistido Juncker en la entrevista a la televisión francesa.

Entre los representantes que lo encarnan en Europa está el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, a quien Juncker llamó con sorna “dictador” hace más de un año. El mandatario de Hungría, cuyo último desafío a Bruselas ha sido un referéndum para preguntar a sus ciudadanos si aceptan la política de reparto de refugiados, ha declarado, precisamente, su adhesión a las propuestas de Trump. “No hago campaña por Trump […], pero escuchando al candidato debo decir que ha hecho tres propuestas para combatir el terrorismo. Y como europeo, yo no podría haber articulado mejor lo que necesita Europa”, aseguró el ultraconservador Orbán el pasado sábado.

Sin verbalizarlo tan claramente, ese mismo terror a que Trump pueda convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos recorre también la OTAN desde que el candidato republicano emergió como una opción real de liderar el país (y por tanto la Alianza Atlántica). El cuestionamiento que hizo Trump hace unos días del principio de defensa colectiva de la organización –que cualquier ataque a un Estado aliado es un ataque contra todos- llevó a la Alianza a romper su silencio. El secretario general, Jens Stoltenberg, llegó a responder destacando la solidaridad como valor clave de los países integrados en la OTAN.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Lucía Abellán

La redactora jefa de Internacional de EL PAÍS ha desarrollado casi toda su carrera profesional en este diario. Comenzó en 1999 en la sección de Economía, donde se especializó en mercado laboral y fiscalidad. Entre 2012 y 2018 fue corresponsal en Bruselas y posteriormente corresponsal diplomática adscrita a la sección de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS