Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de disidentes cubanos denuncia más represión tras la visita de Obama

El opositor Guillermo Fariñas asegura que hay 113 presos políticos, aunque en marzo se contaban 89

La situación de los disidentes cubanos ha empeorado tras la visita de Barack Obama a la isla, el pasado 20 de marzo, según denunciaron este jueves en Madrid cuatro representantes opositores. “El régimen ha aumentado las represiones”, aseguró Guillermo Fariñas, premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2010. La lista de 89 presos políticos que publicó la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional durante la visita del presidente de EE UU ha llegado a 113 encarcelados. “Hay un mayor nivel de golpizas y torturas”, agregó Fariñas.

Los disidentes cubanos Guillermo Fariñas, José Daniel Ferrer, Iván Hernández y Wilfredo Vallín, este jueves en Madrid. Ampliar foto
Los disidentes cubanos Guillermo Fariñas, José Daniel Ferrer, Iván Hernández y Wilfredo Vallín, este jueves en Madrid. EFE

El disidente Guillermo Fariñas, cuya imagen cadavérica tras una huelga de hambre de 135 días recorrió el mundo en 2010, cifra en más de 6.000 los incidentes y las detenciones por razones políticas en lo que va de año. “En 2015 hubo unas 10.000 en total. Este año pueden llegar a más de 12.000”, advirtió este jueves en Madrid.

Iván Hernández Carrillo, líder de la Coalición Sindical Independiente, condenado a 25 años de prisión en 2003 y liberado en febrero de 2011 tras la intermediación de la Iglesia y del Gobierno español, desestimó las liberaciones esporádicas de pequeños grupos de opositores llevadas a cabo por las autoridades cubanas. “Estamos convencidos de que seguirán arrestando a otros”, puntualizó. Hernández formó parte del Grupo de los 75, nombre que recibieron los 52 detenidos en la ola represiva de 2003 y que la ONG Amnistía Internacional reconoció como prisioneros de conciencia. Ahora ha recibido un permiso especial “por una única vez” para salir de Cuba, una de las ganancias “mínimas, de lavado de cara” —como considera el grupo— que dejó la visita del presidente estadounidense.

“Logramos que [Barack Obama] se comprometiera a que si se equivocaba [en el deshielo de las relaciones bilaterales], empezaría una campaña por la democratización de Cuba”, aseguró Fariñas, uno de los que se reunió con el mandatario norteamericano durante su estancia en La Habana. La estrategia del mandatario, consistente en promover cambios económicos que conduzcan a una apertura política, no convence a los disidentes, que contraponen los ejemplos de China y Vietnam (capitalismo de Estado y totalitarismo político) para minimizar las expectativas de una transformación.

El colapso de Venezuela

Hernández y Fariñas, junto a José Daniel Ferrer, de la Unión Patriótica de Cuba, y Wilfredo Vallín, director de la Asociación Jurídica Cubana, presentaron durante su comparecencia el Petitorio de Ginebra, un documento en el que ellos y otros ocho firmantes reclaman que “el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos cubanos sea prioritario en los diferentes procesos de negociación política, económica y diplomática”.

Para el grupo de opositores, los verdaderos cambios podrían sobrevenir con un colapso de Venezuela, principal proveedor energético de Cuba. Juan José Rabilero, antiguo jefe de los Comités de Defensa de la Revolución cubanos, reveló en 2007 que había más de 30.000 asesores de inteligencia y seguridad de la isla en Venezuela. Fariñas, basándose en estimaciones de algunas organizaciones cubanas, estima que esta cifra podría haberse triplicado. “Nosotros tenemos amigos y familiares en Venezuela. Todos los cubanos allí están en estado de alerta”, afirmó el disidente en alusión a la creciente tensión que vive el país latinoamericano. Tras 17 años de chavismo, la oposición ganó las elecciones parlamentarias en diciembre pasado y ya ha reunido 1,3 millones de firmas para el revocatorio del presidente Maduro.

Más información