Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia, más cerca de legalizar la marihuana con fines medicinales

El decreto contempla que a esta normatividad se podrían acoger personas de nacionalidad colombiana o extranjeras con residencia

legalización de la marihuana en Texas
Cultivo de cannabis con fines medicinales.

Mientras en México se debate la legalización de la marihuana tras el histórico fallo de la Suprema Corte de Justicia que amparó a cuatro ciudadanos para cultivar y consumir marihuana, el Gobierno colombiano alista un decreto para reglamentar el uso del cannabis con fines medicinales.

El primer borrador del documento, firmado por los Ministerios de Salud, Justicia y Agricultura, es el paso más avanzado que en esta materia se ha dado en el país y al que solo le falta la firma presidencial para ser realidad. El proyecto solo se refiere al tema medicinal y no contempla la legalización del consumo libre.

El contenido del decreto, revelado por la emisora nacional Blu Radio, establece que “tiene por objeto reglamentar la tenencia y cultivo de semillas y plantas de cannabis, así como regular los procesos de producción, fabricación, exportación, distribución, comercio, uso y tenencia de éstos y sus derivados, destinados a fines estrictamente médicos y científicos”.

Aclara que a esta normatividad se podrían acoger personas de nacionalidad colombiana o extranjeras con domicilio en este país, tras una licencia otorgada por el Estado y bajo el control de las autoridades.

La iniciativa del Gobierno es paralela al proyecto de ley que cursa en el Congreso para reglamentar el uso de la marihuana con fines terapéuticos. Sin embargo, allí no ha tenido mayores avances por falta de celeridad de los parlamentarios.

Según un informe presentado en junio del 2014 por el Comité de expertos en drogodependencia de la Organización Mundial de la Salud, durante las últimas dos décadas el uso médico de la marihuana ha aumentado.

En Brasil la justicia permitió el año pasado que una paciente usara un fármaco que tenía marihuana entre sus componentes. Aunque se trató de un caso puntual, se abrió un debate nacional. En Argentina se realizaran ensayos clínicos en la Universidad de la Plata para evaluar el uso médico de la planta.

Mientras en Chile se discute el proyecto que busca legalizar el autocultivo y despenalizar la venta para fines médicos, en Puerto Rico, tras una orden ejecutiva, se legalizó su uso para este propósito. La isla entró a formar parte este año de la lista de los países en los que se ha aprobado su uso y en la que también figura Estados Unidos, Canadá, Holanda, República Checa, Uruguay e Israel.

En Colombia, la Fundación Cultivando Esperanza ha luchado por la legalización del uso del cannabis para el tratamiento alternativo de pacientes con epilepsia refractaria. Más de 60 personas que padecen de esta enfermedad conforman esta organización y batallan para que la ley los ampare.

El Ministro de Justicia, Yesid Reyes, explicó que con el decreto no sería ilícita la producción de cremas, aceites y pomadas a base de marihuana, pero además dijo que quedaría abierta la posibilidad de exportación a los países donde se tenga autorizada su comercialización.

Según cálculos del Gobierno, en los próximos cinco años este comercio podría significar una entrada de al menos dos mil millones de dólares anuales.

Más información