Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Equipos de rescate rusos inspeccionan la zona del desastre aéreo en Egipto

Las autoridades ordenan a la firma del avión siniestrado que pare el vuelo de los Airbus 321

Avion ruso estrellado en Egipto
Investigadores rusos en el lugar donde el avión se estrelló. EFE

El organismo que regula el transporte aéreo en Rusia, Rostransnadzor, ha ordenado este domingo suspender todos los vuelos previstos de los Airbus 321 de la compañía aérea rusa Kogalimavia, un día después de que uno se estrellara en la península del Sinaí con 224 personas a bordo. El vuelo había salido cargado de turistas de la ciudad de Sharm el Sheij y se dirigía a San Petesburgo.

La orden estará vigente hasta que se aclaren las causas del desastre, según la agencia Interfax. RIA Novosti informa de que la empresa aún no ha recibido la notificación.

Los equipos de rescate rusos llegaron este domingo a la zona del siniestro. Según informó el Ministerio uso de Emergencias, los especialistas han decidido cubrir una superficie de 16 kilómetros cuadrados en torno al lugar donde se encuentra el fuselaje del avión. El ministro del ramo, Vladímir Puchkov, dirige personalmente las labores de rescate por orden expresa del presidente, Vladímir Putin.

El análisis de las cajas negras comenzará este domingo en el Ministerio de Aviación Civil de El Cairo. Participarán expertos egipcios y rusos, según fuentes judiciales y del Gobierno egipcio.

Las autoridades rusas y las egipcias recibieron con gran escepticismo la asunción del ataque por parte de un grupo local aliado al ISIS.

Los forenses rusos ya han examinado en El Cairo unos 120 cuerpos, que fueron trasladados por los servicios sanitarios egipcios a seis tanatorios de la capital.

También se personaron en la zona el ministro de Transportes, Maxim Sokolov, y el jefe de la agencia de aviación civil rusa, Alexandr Neradko, quienes examinarán los restos del avión tras lo que procederán a estudiar el contenido de las cajas negras.

Rusia ha fletado tres aviones de carga con equipos de salvamento -un An-148 y dos IL-76-, mientras otro más partirá rumbo a El Cairo para repatriar los cadáveres.

Servicios sanitarios rusos han procedido a extraer en San Petersburgo muestras de sangre de los familiares de las víctimas para facilitar el proceso de identificación que tendrá lugar en un crematorio de la antigua capital imperial rusa.

Más información