Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un escándalo de contratos públicos complica la campaña de Macri

La justicia allana el ayuntamiento de Buenos Aires y las exoficinas de un candidato

Elecciones Argentina 2015: Mauricio Macri
Mauricio Macri en una imagen de 2011. REUTERS

Un escándalo de contratos públicos está complicando la campaña del principal candidato presidencial de la oposición de Argentina, Mauricio Macri. Un juez de Buenos Aires, Roberto Ponce, ordenó el pasado lunes el allanamiento del ayuntamiento de la capital, donde Macri es alcalde, para recoger información sobre convenios de publicidad y encuestas por 2,2 millones de dólares que suscribió con una empresa que pertenecía a un candidato a diputado de su partido, Propuesta Republicana (PRO). La justicia también allanó las oficinas de la excompañía del ahora postulante, Fernando Niembro, un famoso periodista deportivo que había sido portavoz del Gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

Niembro creó la sociedad La Usina en 2012 y la vendió dos años después a otro candidato a diputado de PRO, Alberto Meza. La empresa nunca inscribió empleados. El periodista lo justificó en una entrevista con Radio Mitre: “No teníamos empleados porque en el caso de las encuestas subcontratábamos. En los otros casos, era un trabajo muy simple, muy artesanal: conseguir la pauta publicitaria y trasladarla (a su propio programa radial y a la cadena de televisión Fox Sports)”. La vicealcaldesa de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, también se defendió: “Todas las contrataciones se hicieron bajo la normativa vigente, con legalidad”.

La noticia de los contratos fue primicia de un periódico kirchnerista, ‘Tiempo Argentino’, y a partir de ella un abogado, Antonio Liurgo, denunció ante la justicia al candidato a jefe de Estado Macri, expresidente del Boca Juniors, y al periodista deportivo por supuestas irregularidades. Después llegó el allanamiento judicial. Niembro acusó al candidato presidencial oficialista, Daniel Scioli, de estar detrás de una “campaña sucia”.

En el kirchnerismo pidieron que el periodista renuncie a su candidatura a diputado. En otra fuerza opositora, Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), que lidera Sergio Massa, el diputado Felipe Solá pidió a Macri y a sus aliados del frente Cambiemos, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, que den explicaciones por el caso: “Si no lo hacen, que se dejen de joder con la palabra corrupción”.

Más información