Santos: “Los problemas de Venezuela no están hechos en Colombia”

El presidente colombiano insiste en el diálogo para salir de la crisis de la frontera: "No quiero enfrascarme en una pelea con Maduro"

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dejado de permanecer impertérrito ante la crisis humanitaria desatada por la decisión del Gobierno venezolano de cerrar parte de la frontera con su país, lo que ha provocado la salida de casi 2.000 personas hacia Colombia. Pese a que confía en lograr una solución a través del diálogo, Santos ha elevado el tono hacia Nicolás Maduro, a quien este miércoles lanzó un mensaje: “Quisiera que algo quede claro, los problemas de Venezuela son hechos en Venezuela, no en Colombia ni en otras parte del mundo”

“No quiero enfrascarme en una pelea con el presidente Maduro”, insistió Santos durante un acto organizado por el Club de Madrid y la Fundación Buen Gobierno en Bogotá, antes de viajar a Cúcuta, la ciudad más afectada por las deportaciones, donde visitó a algunos de los afectados: "Este Gobierno sí los escucha y los quiere", dijo en la zona.

. Desde que el pasado miércoles el mandatario venezolano decidiese cerrar la frontera, en un principio por 72 horas para después hacerlo sine die y declarar el estado de excepción en seis municipios fronterizos, Santos ha tratado de evitar la confrontación verbal con su homólogo y ha optado por buscar una salida diplomática a la crisis. En ese sentido, las cancilleres de ambos países, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez, se reunieron este miércoles en Cartagena de Indias para abordar el tema. El encuentro, que comenzó con una hora de retraso, estaba previsto que se prolongase durante la tarde con tal de que de él saliese una posición en firme.

Santos también terminó por referirse a las críticas que le llegan son solo de Venezuela, sino también de la oposición colombiana, liderada por el expresidente Álvaro Uribe. “Es una paradoja, la extrema derecha de mi país me acusa de ser castrochavista y el socialismo del siglo XXI de capitalista neoliberal y lacayo del imperio”, dijo Santos irónico. “Yo solo digo que lo único que podemos hacer es comparar el modelo que está rigiendo en Venezuela con el que estamos aplicando en Colombia y ver que los resultados hablan por sí solos”, incidió el presidente, para pasar a enumerar los contrastes entre ambos países: “Colombia crecerá un 3%, mientras que Venezuela decrecerá un 7%; el desempleo ha bajado aquí un 30% y allí ha crecido un 50%; o las cifras de homicidios: fuimos el campeón del mundo durante años y ahora hay un 30 asesinatos por cada 100.000 habitantes, mientras que en Venezuela hay 80. Esto nos muestra las profundas diferencias que tenemos. Nosotros hemos respetado su modelo, ellos deben respetar el nuestro”.

“Respeto” y “dignidad” fueron las palabras que más repitió el martes en la tarde Santos durante una alocución al país en la que se refirió al proceder de las autoridades venezolanas a la hora de deportar a ciudadanos colombianos: “Allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar a las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables y recuerdan episodios amargos de la humanidad que no pueden repetirse”.

Por su parte, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiteró su denuncia de que el supuesto éxodo de colombianos pone al borde del colapso a los sistemas venezolanos de asistencia social y anunció el inicio este miércoles de un censo en los seis distritos del limítrofe estado de Táchira donde rige desde el viernes en la noche un Estado de Excepción, “para saber qué es de quién, dónde están los almacenes, dónde están los recursos” y neutralizar a contrabandistas e ilegales.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50