Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mayores salidas de tono de Trump en dos meses de campaña

El republicano echó de una rueda de prensa a un periodista estrella de la cadena Univisión

Donald Trump
Donald Trump en un mitin en Derry (New Hampshire), el 19 de agosto de 2015.

"Tengo una pregunta sobre inmigración", dijo Jorge Ramos, periodista estrella de origen mexicano de la cadena Univisión que emite desde Miami en castellano. “Ok, ¿quién es el siguiente?", le respondió tajante el candidato a las primarias republicanas, Donald Trump.

“Siéntese”, le repitió el magnate, “no le he dado la palabra. Vuélvase a Univisión”, zanjó antes de expulsarle de una rueda de prensa.

Esto es una, la última, de las salidas de tono del republicano en dos meses de campaña electoral para la candidatura republicana a la Casa Blanca. En otras ocasiones, Trump arremetió contra los inmigrantes de origen latinoamericano, quienes, según él, llevarían a EE UU droga, crimen y prostitución. “Cuando México nos envía su gente, no manda a los mejores. Envía personas que tienen problemas y que se los traen consigo. Llevan el crimen y la droga, son violadores; y supongo que otros son buenas personas”. “Construiré un muro en la frontera meridional, y haré que también México la pague”, añadió Trump en el estreno de su campaña.

Debido a estos comentarios el candidato desató una polémica con las emisoras Univisión y NBC, que decidieron anular los acuerdos sobre la emisión del concurso de Miss Estados Unidos, del que Trump es organizador. La audiencia del certamen de 2015 se desplomó y el candidato republicano fue acusado de tratar de forma despectiva a las mujeres. “No tengo tiempo de ser políticamente correcto”, aseguró Trump a la presentadora de Fox News cuando ésta le recordó sus declaraciones contra la comediante Rosie O’Donnell, que el republicano había tildado de "cerda gorda” y “animal desagradable".

John McCain, uno de los senadores republicanos más respetados por el electorado republicano, criticó los tonos empleados por Donald Trump. No se libró, sin embargo, de uno de sus comentarios despectivos. “McCain es un héroe de guerra solo porque fue capturado”, dijo Trump en otra entrevista. McCain, quien fue el candidato a la presidencia en las elecciones de 2008, no fue solo capturado durante la guerra del Vietnam, sino que fue también torturado durante una reclusión que duró cinco años.

Trump tachó también a Barack Obama de “incompetente” por su política exterior y, sobre todo, por el acuerdo sobre el nuclear iraní, que, según el multimillonario, representaría una “desgracia” y una amenaza de “gran destrucción en muchas zonas del mundo”.

Antes de ser candidato, Trump hizo de su historia de empresario de éxito una marca personal. Dio su nombre a una línea aérea, a un vodka, a uno de los rascacielos más famosos de Manhattan e, incluso, a un juego de mesa. "Soy muy rico, uso mi propio dinero y no el de lobbies o donaciones", dijo al anunciar su candidatura el pasado junio.

“Ganaré el voto hispano”

El pasado 12 de agosto, en un mitin en Birch Run (Michigan), Donald Trump aseguró que pese a las polémicas está seguro de “ganar el voto hispano y femenino”. Tildó a los periodistas de “carroñeros”, y particularmente a los “medios politizados”, que, dijo, “suelen mentir”.

Según la última encuesta de la cadena televisiva CNN, Donald Trump tiene una ventaja de 11 puntos sobre sus rivales para la candidatura republicana a la Casa Blanca. Otra encuesta publicada este lunes por Gallup reveló, sin embargo, que solo el 14% de los latinoamericanos que reside en EE UU tiene una opinión favorable de Donald Trump.

Más información