Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de los Nisman denuncia que alguien borró sus mensajes

El representante ataca a la fiscal que indaga sobre la muerte del acusador de Fernández

El abogado de la exmujer y las hijas de Alberto Nisman opinó este miércoles que la investigación sobre la misteriosa muerte de un disparo del fiscal argentino “está hecha como el culo”. Juan Pablo Vigliero, representante legal de Sandra Arroyo Salgado, cargó contra la fiscal Viviana Fein, que lleva siete meses indagando sobre el caso sin definir se se trató de un suicidio o un asesinato.

"Nos consta el esfuerzo, lo vemos, pero muchas veces puede haber esfuerzo sin eficacia”, lamentó Vigliero, en declaraciones a la emisora radial La Red. La exmujer de Nisman ha pedido que la fiscal Fein dejara de encabezar la investigación para que quedara en manos de la juez del caso, Fabiana Palmaghini. Un tribunal deberá aceptar o rechazar esa petición.

El abogado de Arroyo opinó que la actuación de Fein es una demostración de “la Argentina ‘berreta’ (cutre)” en la que las cosas se hacen “como se puede”. "Una causa como esta no se va a descubrir desde un escritorio, leyendo y leyendo. Acá tiene que haber gente trabajando en el campo y lo tiene que dirigir la fiscal. Y si no puede o no sabe, lo tiene que hacer la justicia de instrucción. ¿En Argentina no deberíamos tener una policía científica? El caso Nisman es un signo de estos tiempos. Es un cabaret. Hay mucha prueba acumulada, pero no veo aún una línea investigativa. Creo que la dejaron (a Fein) sola desde la Procuración (General de la Nación, la jefatura de los fiscales)”, planteó Vigliero.

Otro de los abogados de la exmujer de Nisman, que además es juez, planteó además que alguien borró registros de llamadas del móvil del fiscal que cuatro días de morir, en enero pasado, acusó a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de supuesto encubrimiento de terroristas. “Aparece ahora como algo nuevo en el expediente la presencia de alguien en el departamento (piso) de Nisman”, contó el abogado Martín Romero Victorica a Radio Mitre. “Así como la ‘computadora’ (ordenador del fiscal) tenía un sistema de (acceso de) vía remota, el teléfono no lo tenía. Para poder borrar las llamadas que (ya) no existen, los mensajes de texto que han desaparecido, estamos convencidos de que se instaló sobre el teléfono algún ‘hardware’ para extraer los archivos o se bajó una aplicación que permita el borrado seguro y también después se borró esa aplicación. Todos estos trabajos están hechos por una persona experta en informática”, acusó Romero. El único imputado por ahora en el caso es Diego Lagomarsino, experto informático que supuestamente le prestó a Nisman el arma con la que murió y que lo visitó horas antes de su muerte en el apartamento. Mientras tanto, la denuncia de Nisman contra Fernández ha quedado archivada por decisión de un juez, un tribunal y otro fiscal que no vieron delito en esa acusación.

Más información