Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las grandes aerolíneas de EE UU prohíben transportar trofeos de caza

La medida llega tras la polémica generada con la muerte del león Cecil en Zimbabue

Caso caza del leon Cecil
La cabeza y la piel de un león cazado en un safari por África en 2008. AP

La onda expansiva de la indignación popular por la muerte del león Cecil en Zimbabue a manos del cazador estadounidense Walter Palmer ha llegado hasta las aerolíneas de ese país. Las principales compañías aéreas de Estados Unidos, American Airlines, Delta y United, han decidido prohibir el transporte de trofeos de caza.

La pionera fue Delta, que en un comunicado anunció el lunes que, “con efecto inmediato”, prohibía el transporte como carga de trofeos de caza de los denominados “cinco grandes”: el león, el leopardo, el elefante, el búfalo y el rinoceronte. La prohibición no se limitará a vuelos a EE UU, sino que rige en todas sus rutas mundiales. Además, Delta dijo que “revisará” sus políticas en torno al transporte de trofeos de caza de otras especies.

Su decisión no tardó en ser emulada por otras grandes aerolíneas y el martes también American Airlines y United anunciaban la misma medida, tomada en plena temporada de caza en África.

El anuncio fue ampliamente aplaudido en las redes sociales, impulsoras en buena parte de la decisión de las aerolíneas. “¡Victoria! ¡Delta se posiciona en contra de la caza por trofeos!”, celebró la decisión la web change.org. La plataforma online de peticiones había lanzado una demanda en este sentido dirigida a la dirección de Delta instándole a emular a la mayor aerolínea del continente africano, South African Airways, que prohibió el transporte de trofeos de caza de los “cinco grandes” en abril, mucho antes de que la muerte de Cecil reabriera el debate sobre esta práctica. No mencionaba sin embargo que la aerolínea sudafricana levantó su prohibición a finales de julio, tan solo tres meses después de imponerla, según recordó Reuters.

La petición online, apoyada por famosos como la actriz Debra Messing, alcanzó rápidamente casi 400.000 firmas, una de las posibles razones de que las aerolíneas hayan dado ahora este paso que también secundaron en los pasados meses la alemana Lufthansa Cargo y la emiratí Emirates SkyCargo.

Desde que se reveló que el cazador responsable de la lenta muerte de Cecil, a comienzos de julio, era el dentista de Minnesota Walter Palmer, las redes sociales han sido clave en la expresión de la repulsa social por la caza de trofeo. Palmer, que está siendo investigado por las autoridades del país y que Zimbabue quiere extraditar, de hecho no solo se vio obligado a cerrar físicamente su clínica, sino que también tuvo que desactivar todas las páginas personales y de su centro médico para evitar el ciberacoso al que estaba -y en buena parte sigue estando- sometido.

Cuando la ira popular parecía calmarse, las redes sociales se volvieron a activar esta semana en contra de otra cazadora estadounidense, Sabrina Corgatelli. Esta contable de la Universidad de Idaho provocó la indignación popular tras colgar en su perfil de Facebook fotos con los numerosos animales que mató en un reciente safari en Sudáfrica, incluida una jirafa.

Más información