La CNDH encuentra errores en la investigación sobre Ayotzinapa

El ombudsman mexicano hace 32 observaciones al Gobierno mexicano por las omisiones en el caso de los 43 desaparecidos

Protesta de los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, 15 de julio.
Protesta de los padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, 15 de julio. EFE

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) ha detectado diversos errores y omisiones en la investigación que el Gobierno mexicano ha realizado tras las desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. La institución presentó el jueves el informe Estado de la Investigación del Caso Iguala y allí ha incluido un análisis y 32 observaciones alrededor del caso. “Este es el más grave conjunto de violaciones a los derechos humanos de cuantos haya memoria reciente. No tenemos que esperar que suceda otro caso de igual o mayor gravedad", ha dicho el ombudsman mexicano, Luis Raúl González Pérez, en la presentación del documento.

Hace casi 10 meses, los 43 normalistas desaparecieron tras el ataque de un grupo armado del crimen organizado en el municipio de Iguala (Estado de Guerrero), en colusión con las autoridades municipales. Las investigaciones del Gobierno mexicano arrojaron como resultado un escenario en el que los jóvenes fueron llevados a un basurero donde supuestamente fueron asesinados y después incinerados. Sin embargo, el informe de la CNDH exhibe los huecos de la investigación y exige que continúe la búsqueda de los estudiantes. “La investigación sobre el ‘Caso Iguala’ no ha concluido”, señala la CNDH en el documento.

Entre los señalamientos que la Comisión hace a la Fiscalía mexicana están la ausencia de fichas de identificación de cada uno de los 43 jóvenes con sus datos dentales y genéticos. Los investigadores tampoco han aclarado las identidades de los detenidos a quienes solo llaman por sus motes. El informe cuestiona por qué las autoridades no han tomado el testimonio de los vecinos de Iguala cercanos al sitio donde desapareció el grupo, ni por qué no existe un rastreo forense de los objetos que se encontraron en la escena del ataque.

El informe hace énfasis en que el Gobierno mexicano no ha agotado todas las líneas de investigación y que han ignorado la posibilidad de que aún se encuentren con vida. La Comisión apunta que la Fiscalía debe indagar las sospechas de que algunos de los estudiantes se encuentren escondidos en la sierra del Estado de Guerrero. Así como georeferenciar los teléfonos móviles de los estudiantes, quienes supuestamente se comunicaron con familiares un día después de su desaparición, el 27 de septiembre de 2014.

Otro aspecto que no ha sido contemplado en la investigación es la presencia militar en las horas posteriores al ataque hacia los normalistas. La CNDH ha pedido a Fiscalía que recoja el testimonio de tres soldados que acudieron a Iguala tras la desaparición de los estudiantes y que pida a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que identifique a los estudiantes que pertenecen o han pertenecido a las Fuerzas Armadas. “Todo esto no está contenido en los expedientes y por tanto, desde nuestra perspectiva, no se ha realizado y son diligencias importantes”, ha explicado González Pérez.

La Fiscalía mexicana ha recibido el informe de la Comisión y ha asegurado que atenderá las observaciones que el organismo ha hecho sobre la investigación para esclarecer el caso de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS