Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia prolonga el ‘corralito’ bancario hasta el miércoles

Las entidades seguirán dispensando efectivo solo a través de los cajeros automáticos hasta un límite de 60 euros diarios

corralito Grecia
Gente hace cola este lunes en un cajero automático de Atenas. Getty

El Gobierno griego prevé extender el cierre de los bancos hasta el próximo miércoles, según diversas fuentes bancarias citadas por Reuters, una vez que se haya producido la cumbre europea para abordar la situación de la crisis griega. La decisión, comunicada en un encuentro entre el ministro de Finanzas y las entidades, se produce, además, un día después de que el país celebrara un referéndum sobre las condiciones del rescate financiero ofrecido por los acreedores y que se saldó con la victoria aplastante del no al acuerdo. El Banco Central Europeo acuerda congelar la financiación de urgencia a los bancos griegos, informa France Presse.

El Ejecutivo de Alexis Tsipras ha nombrado al nuevo ministro de Finanzas tras la dimisión de Yanis Varoufakis. Es Euclidis Tsakalotos, catedrático de economía y hasta ahora coordinador del equipo negociador griego con los acreedores.

La semana pasada Grecia publicó un decreto imponiendo controles de capital y ordenó el cierre de los bancos hasta la celebración del referéndum, después de que el Banco Central Europeo (BCE) decidiera congelar los fondos de la línea de liquidez de emergencia (ELA) que mantiene a flote a las entidades. Sin esos fondos, los bancos griegos estarían abocados a la quiebra, según los analistas. Algunos fondos de inversión sostienen que los bancos apenas tienen efectivo para aguantar con los cajeros abiertos durante 48 horas.  Sin la asistencia del BCE, la crisis de liquidez de la banca griega amenaza seriamente con desatar una crisis de insolvencia en las instituciones financieras.

El decreto del corralito bancario expiraba este lunes y el Gobierno de Alexis Tsipras se había comprometido durante la semana pasada a que las entidades volverían a abrir con normalidad a partir de este martes. Las oficinas han permanecido cerradas y solo se dispensaba efectivo, por un monto de 60 euros diarios, a través de los cajeros automáticos. El Gobierno habilitó algunas sucursales para que los pensionistas pudieran retirar su paga del mes de julio.

El corralito ha provocado la paralización en la práctica de la actividad económica en Grecia, en especial la actividad de importadores y exportadores ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos con sus proveedores.