Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Star Wars’ llega oficialmente a China 38 años después

Los seis episodios de la saga se exhiben por primera vez en el marco del Festival Internacional de Cine de Shanghái

Fans de 'Star Wars' en un cine de Shanghái.
Fans de 'Star Wars' en un cine de Shanghái. AFP

Los fans chinos de Star Wars están de enhorabuena. Casi cuatro décadas después del estreno de la primera película de la franquicia, convertida en fenómeno de masas en todo el mundo, China proyecta por primera vez de forma oficial las dos trilogías de la saga. La difusión de las seis películas se hace en el marco del Festival Internacional de Cine de Shanghái, que llegó a un acuerdo con la productora Disney para dar la oportunidad a los espectadores chinos de ver una de las obras de ciencia ficción más aclamadas de la historia del cine.

"Se ve mejor en pantalla grande", aseguró Joy Han, un admirador de la saga que pidió el día libre para poder ver el martes la primera película, informa France Presse. A pesar de no haberse estrenado oficialmente hasta esta semana, las películas originales se encuentran disponibles desde hace años en formato DVD o se pueden descargar desde varias plataformas en línea.

China quedó al margen del fenómeno en 1977 debido a la Revolución Cultural

China quedó al margen del fenómeno Star Wars en 1977 debido a la Revolución Cultural, que había concluido solo un año antes y que aisló el país asiático de cualquier influencia occidental durante más de una década. La segunda trilogía, que llegó entre 1999 y 2005, tampoco salió en los cines chinos al no haberse formado una base de seguidores suficientemente amplia y por las restricciones que mantenía el país al cine extranjero. Aunque se han flexibilizado, actualmente las autoridades solamente permiten la proyección de 34 películas extranjeras cada año en las salas del país, con el objetivo de proteger la industria nacional.

Una de ellas será precisamente la nueva entrega de Star Wars: el despertar de la fuerza, que se estrenará en diciembre de 2015 en Estados Unidos y llegará a China en una fecha aún no confirmada. "La enorme expectación y emoción generada va a ser muy importante para las próximas entregas de la franquicia", aseguró en una entrevista a la prensa local el vicepresidente de Disney en China, Kerwin Lo. La principal razón de su proyección en el Festival es precisamente despertar el interés y del público chino, uno de los mercados más importantes del mundo.

"No poder ir al cine a ver Star Wars en 1999, 2002 y 2005 fue una tragedia. Ha sido escuchar la banda sonora y sentir que finalmente he cumplido mi sueño", aseguraba un internauta que tuvo la oportunidad de ir al Festival. "¡Magnífico! Cada segundo me ha emocionado. Definitivamente es mi saga de ciencia ficción favorita", decía otro a través de Weibo, el Twitter chino. Otros espectadores no tan familiarizados con la saga, sin embargo, no salieron tan convencidos: "Nunca había visto este clásico y a la media hora me entró el sueño. Menos mal que la acción y los efectos especiales de la segunda mitad me despertaron".

China se consolidó en 2014 como el segundo mercado mundial del cine por recaudación. Los ingresos en taquilla llegaron hasta los 4.820 millones de dólares, un crecimiento del 36% en comparación con el año anterior. En ese periodo se abrieron más de un millar de cines con casi 5.400 pantallas, lo que supone una media de 15 nuevas pantallas por día. De mantenerse este ritmo, China superará a Estados Unidos como primer mercado mundial antes de 2020. Algunos éxitos recientes de Hollywood como A todo gas 7 (2015) o Transformers: la era de la extinción (2014) han recaudado más dinero en China que en Estados Unidos. De hecho, esta última película fue una coproducción entre ambos países -lo que le permitió sortear la cuota que limita la proyección de filmes extranjeros-, una parte se grabó en Hong Kong y varias escenas fueron editadas especialmente para hacer un guiño al cada vez mayor público chino.