Clinton incluye a una ‘dreamer’ en su equipo de campaña

Con la nominación de la activista Lorella Praeli como directora de enlace con la comunidad latina, la candidata demócrata hace otro guiño al voto hispano

Así es la sede de campaña de Hillary Clinton, donde trabaja la peruana Lorella Praeli.

La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton dio este miércoles otro paso más para cortejar el voto hispano clave en sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca en 2016 y para, a la par, alejarse más aún de sus rivales republicanos en temas de inmigración. Clinton ha nombrado a una conocida activista por los derechos de los indocumentados, Lorella Praeli, como directora de enlace con la comunidad latina de su campaña.

“Nos entusiasma contar con Lorella Praeli en nuestro equipo por su valor y perspectiva en la lucha a favor de las familias latinas en todo el país”, dijo la directora de política nacional de la campaña de Clinton, Amanda Rentería, en un comunicado.

El nombramiento de Praeli, una activista de origen peruano de 26 años, es muy significativo. La joven, que llegó sin papeles a los diez años a EE UU, es uno de los símbolos más conocidos de la lucha de los dreamers, los jóvenes indocumentados que se beneficiaron de la primera medida ejecutiva migratoria del presidente Barack Obama, en 2012. Son estos jóvenes, como Praeli, los que más visible han hecho en los últimos tiempos la lucha por la reforma migratoria en el Congreso y, a falta de esta, por los nuevos decretos emitidos migratorios emitidos por Obama en noviembre para regularizar a hasta cinco millones de sin papeles.

La noticia de que entra en el equipo de Clinton ha sido de hecho rápidamente celebrada por la comunidad de activistas migratorios.

“Esto es histórico”, sostuvo el director de America’s Voice, Frank Sharry. “Lorella encarna la dedicación, compromiso y falta de miedo que constituyen las características de una red de jóvenes que han transformado el debate migratorio. Los inmigrantes y sus aliados pueden estar seguros de que, con Lorella en el corazón de la campaña de Clinton, sus inquietudes y prioridades serán las inquietudes y prioridades de su campaña”, confió.

Cristina Jiménez, directora de la organización de jóvenes activistas migratorios en la que trabajaba Praeli hasta ahora, United We Dream, también celebró la noticia. La consideró un éxito para todos los jóvenes indocumentados que, como ella, han luchado por mayores derechos para la comunidad hispana.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Con este nombramiento, la exsecretaria de Estado hace un nuevo guiño al voto hispano, para el que la reforma migratoria es uno de los temas prioritarios. A comienzos de mes, ya hizo el primer -y contundente- gesto hacia este electorado, cuyo apoyo se considera indispensable para llegar a la Casa Blanca, al ir más allá aún que Obama y pedir una “vía completa e igualitaria a la ciudadanía” para los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

“Junto con los recientes compromisos de Clinton en reforma migratoria y acción ejecutiva, este anuncio es un poderoso indicativo de que la campaña de Clinton comprende cuán importante es el voto latino para 2016”, consideró al respecto Sharry.

Praeli no es además la única hispana del equipo de Clinton. También está la propia Amanda Rentería, que fue la primera latina que llegó al puesto de jefa de personal en el Senado, y a José Villarreal, otro prominente activista, como tesorero de la campaña.

Además de la joven activista de origen peruano, en la última oleada de contrataciones el equipo de campaña de la demócrata ha alistado también a Mini Timmaraju, una activista de los derechos de la comunidad asiática en EE UU, en otro guiño tanto al electorado migrante como al femenino.

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS