Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asia Oriental, líder de las exportaciones a nivel mundial

El Banco Mundial compara las ventas de China y Latinoamérica

Camiones trasladan contenedores de un barco en el puerto de Qingdao (China) Ampliar foto
Camiones trasladan contenedores de un barco en el puerto de Qingdao (China) AP

El ahorro, la productividad, y la inversión en capital humano, entre otros, son los principales desafíos que un grupo de expertos latinoamericanos sugiere para encarar los cambios en la región a partir de la posición comercial dominante de Asia Oriental, cuyo auge en la última década documenta el más reciente estudio del Banco Mundial: América Latina y el ascenso del sur, presentado este martes en Lima.

El estudio revela, por ejemplo, que China, Tailandia, Corea, e Indonesia se convirtieron en 2012 en nodos comerciales tan o más importantes que Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos, Japón e Italia en 1980, cuando tenían la mayor cantidad de conexiones comerciales de exportación de bienes.

“El mundo ha cambiado para siempre y las secuelas de estos choques nos van a acompañar”, ha asegurado Daniel Lederman, jefe adjunto del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, quien ha presentado la investigación en un panel formado por el ministro de Economía de Perú, Alonso Segura; el presidente del Banco Central de Uruguay, Mario Bergara; y el exministro de Educación de Chile, José Pablo Arellano, moderado por la periodista de CNN Gabriela Frías.

El informe indica que entre 2000 y 2012 la participación del sur en las exportaciones mundiales de manufacturas aumentó de un 32% a un 48%, centradas sobre todo en China; en cambio, en ese mismo período, la participación de los siguientes 20 exportadores, entre los que se encuentran Brasil y Chile, creció solo un 8%.

El ascenso de China en las exportaciones entre 2001 y 2011 tuvo efectos diferenciados en el continente: en México y la mayoría de países centroamericanos, la venta exterior de manufacturas disminuyó más de un 10%. Sin embargo, las exportaciones agrícolas subieron más de un 10% en Paraguay, Argentina, Guyana y Brasil. En el sector minero experimentaron un incremento de más del 25% en Brasil, Chile, Honduras y Perú.

En la comparación con Asia, el economista encontró para América Latina un “insuficiente desarrollo de patrones comerciales y de inversión directa extranjera más conducente al aprendizaje y progreso tecnológico”, y ha alertado que “este cambio contundente a nivel global puede afectar tanto a la inversión agregada como al crecimiento”.

Opiniones sobre el informe

En las reacciones al informe, el exministro Arellano precisó que los recursos destinados a la educación no son necesariamente un problema en Latinoamérica: “En las pruebas internacionales en nuestros países, el 2% de los alumnos obtiene los más altos niveles (de escuelas exclusivas), pero en Shanghai lo obtienen el 50% de los niños, y en Corea el 40%. La diferencia es la importancia que le demos cada uno a la meritocracia. Allí, se juega mucho de lo que le espera al país”, ha afrimado.

Bergara destacó que, desde 2006, Uruguay implantó cambios en las políticas públicas para promover la inversión, la cultura del ahorro y la formalidad laboral. “Hemos seguido creciendo en base a productividad, con tasas de desempleo mínimas y creando instrumentos para invertir en nuevos proyectos de energía eólica e infraestructura. Se hacen fideicomisos que liberan un tramo para el ahorro minorista y luego para inversores institucionales”, ha detallado.

“La informalidad paga costos en materia de derechos de salud y bienestar. Hay que poner énfasis en que el importe lo paga sobre todo el sistema económico, por tanto son gastos que debe asumir el mercado laboral”, ha añadido.

El ministro Segura comentó que en los próximos meses continuarán los foros Camino a Lima, organizados por el Gobierno de Perú y el Banco Mundial de cara a la Junta de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que se realizará en octubre en la capital de Perú.