Venezuela denunciará ante la OEA la “agresión” de Washington

La canciller de Caracas, Delcy Rodríguez, hablará este jueves ante los representantes del continente, incluido Estados Unidos

Arropada por las declaraciones de apoyo emitidas por Unasur en Quito el sábado y de los países del Alba en Caracas el martes, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, se encuentra ahora en Washington, donde este jueves “alertará” de la “agresión” estadounidense contra su país ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

En esta ocasión, sus palabras no deberán viajar demasiado lejos. La sede de la OEA está a distancia casi equidistante del Departamento de Estado y de la Casa Blanca. Desde allí, el presidente Barack Obama declaró hace una semana una “emergencia nacional” ante Venezuela por la “amenaza inusual” que, afirmó, supone ese país. También impuso sanciones a siete altos funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

La orden ejecutiva de Obama “es absolutamente violatoria del derecho internacional, de los principios y propósitos de la Carta de Naciones Unidas y del ordenamiento jurídico y constitucional de Venezuela”, subrayó Rodríguez en rueda de prensa en la OEA, donde este miércoles participó en la votación del uruguayo Luis Almagro como próximo secretario general del organismo.

Estados Unidos ha reiterado en los últimos días que la dureza del lenguaje es un requisito burocrático para aplicar sanciones. Además, sostiene que éstas son una decisión “soberana” en tanto que imponen restricciones en su territorio. Altos funcionarios norteamericanos han negado también fehacientemente tener interés alguno en “invadir” Venezuela, como denuncia Caracas, o en penalizar sectores clave como el petrolero.

La canciller venezolana no obstante alertó de lo “amplia y arbitraria” de la medida estadounidense, algo que, sostuvo, podría abrir la puerta en el futuro a un “bloqueo económico, comercial, financiero o tecnológico”.

“Vale además resaltar que estas leyes han precedido en muchos casos las intervenciones militares en otros países, por eso nuestra alerta no solamente al hemisferio, sino al mundo entero”, agregó en rueda de prensa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Rodríguez llega a la OEA con la declaración en mano de la reunión del Alba que, al igual que hiciera Unasur unos días antes, formaliza la demanda de estos países de que EE UU “derogue” las medidas contra Venezuela, que considera una “amenaza a la soberanía y una intervención en los asuntos internos” del país sudamericano.

La canciller venezolana no dijo qué hará si Washington, como parece, hace oídos sordos a esta petición.

Tampoco quiso revelar si aprovechará las más de 24 horas que permanecerá en la capital estadounidense para mantener algún encuentro con el Gobierno de Obama.

La propia OEA en la que este miércoles pasó varias horas podría haber ofrecido una oportunidad de ese diálogo que ha propuesto -la declaración del Alba plantea la creación de un “grupo de facilitadores” del hemisferio para buscar una “diplomacia de compromiso” entre Washington y Caracas-, dado que a la sesión de votación de Almagro asistió el número dos del Departamento de Estado, Antony Blinken.

Lo que sí hizo la jefa de la diplomacia venezolana es aprovechar su alocución para felicitar a Almagro tras su elección para manifestar su esperanza de que, con el cambio de mando en la OEA, se produzca una “revolución sin miedo” que busque una verdadera integración y desactive “agresiones” como la que vive su país.

“Hoy, cuando Venezuela sufre la agresión de un Estado también miembro de esta organización, nosotros pedimos una revolución en la estructura y el accionar de la OEA alejada de la diplomacia de pasillo y que se acerque más a la diplomacia de los pueblos", declaró ante los demás Estados miembro.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS