Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento alemán aprueba el rescate griego pese al rechazo popular

Una treintena de diputados rebeldes democristianos votan en contra de la prórroga

Merkel sonríe durante la sesión del Parlamento alemán.
Merkel sonríe durante la sesión del Parlamento alemán.

Una abrumadora mayoría del Parlamento alemán ha aprobado este viernes la prórroga de cuatro meses para el rescate griego. Un total de 542 diputados, de los 631 escaños que constituyen el Bundestag (la Cámara Baja), han votado a favor de prolongar la ayuda financiera a Grecia, en su mayoría diputados de la gran coalición de democristianos y socialdemócratas que gobierna el país. Los Verdes y la mayor parte de los diputados de La Izquierda (Die Linke) también han respaldado la propuesta del Gobierno.

La votación ha arrojado la mayoría más amplia a un plan de ayuda financiera desde el inicio de la crisis del euro. Pero también confirma la existencia de un sector crítico entre los democristianos: 29 de los 32 noes procedieron del partido que preside la canciller Angela Merkel, la CDU, o de sus hermanos bávaros de la CSU. A este sector se dirigió el ministro de Hacienda, Wolfgang Schäuble, cuando apeló a la responsabilidad de los diputados para arrancarles un sí. “Nosotros, los alemanes, debemos hacer todo lo posible para mantener unida Europa”, dijo.

Schäuble no pensaba solo en sus compañeros de partido rebeldes. También se dirigía a una opinión pública mayoritariamente en contra. Según una encuesta del instituto INSA, solo el 21% de los alemanes respalda la prórroga recién aprobada.

Como muestra de este malestar, el periódico más vendido del país, el Bild, ha comenzado una campaña para que los lectores se fotografíen con un gigantesco "Nein" (No) publicado en su edición del pasado jueves. El diario izquierdista taz ha respondido el viernes con una portada en la que se puede leer un gran "Ja" (Sí) a continuar ayudando a los griegos.

Schäuble se ha dirigido a los escépticos cuando ha recordado que la prórroga acordada por la UE no supone ninguna nueva ayuda para las arcas griegas. Pero el ministro de Hacienda tenía también un mensaje para Atenas. Schäuble, que el día anterior reconoció estar "perplejo" ante el discurso de su colega griego, ha advertido que Europa no se dejará chantajear por el Gobierno de Alexis Tsipras.

El líder de la oposición, el izquierdista Gregor Gysi, ha mostrado su alegría por la llegada al poder de Tsipras. “Es el primer Gobierno que pone en duda las políticas neoliberales kamikazes para Europa”, ha destacado el jefe parlamentario de Die Linke antes de reclamar un Plan Marshall para Grecia.

Más información