Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jóvenes venezolanos conmemoran las protestas de hace un año

Las marchas registraron una escasa asistencia pese a ser un día festivo en el país

Recuerdo de las primeras manifestaciones estudiantiles en Venezuela.

Tradicionalmente el 12 de febrero se celebra en Venezuela el Día de la Juventud, en conmemoración de la batalla de La Victoria en la que el prócer José Félix Ribas, con un puñado de estudiantes, derrotó en 1814 a las tropas realistas españolas durante la Guerra de Independencia (1810-21). Pero este miércoles la fecha fue propicia para otra escenificación de las dos versiones contrapuestas de la historia que el conflicto político venezolano va instaurando.

Por un lado, los movimientos juveniles de la oposición convocaron a marchas y concentraciones en todo el país para recordar que, justo hace un año, empezaron las protestas que por tres meses estremecieron Caracas y otras ciudades del interior. La oleada de disturbios dejó entonces un saldo de 43 muertos y 800 heridos. De los más de 3.000 arrestos que las autoridades practicaron para sofocar la rebelión, todavía permanecen 60 personas en prisión.

Ese 12 de febrero de 2014, por la tarde, dos ciudadanos —Bassil Da Costa y Juan Montoya— cayeron heridos de muerte por balas disparadas por agentes de la policía política cerca de la sede de la Fiscalía General de la República, en el centro de Caracas. Horas después, en Chacao, al este de la capital venezolana, se registró la muerte de un tercer manifestante, Roberto Redman.

En el primer aniversario de esas primeras muertes, la sede de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas fue el lugar escogido para las convocatorias opositoras. Como reflejo de las fracturas internas que todavía no restañan en la oposición, hubo llamamientos distintos para movilizarse. En el Aula Magna se reunieron los representantes estudiantes de las principales universidades autónomas del Estado y privadas, para acordar una declaración conjunta.

Aunque el miércoles el presidente Nicolás Maduro había decretado la fecha como un día festivo, tanto la marcha oficialista como los eventos de oposición registraron escasa asistencia.

Una tormenta, inusual para la época, cayó sobre Caracas a mediodía.

En la plaza Las tres gracias de la capital, unas 200 personas, reunidas por los sectores disidentes de la oposición y en compañía de la exdiputada María Corina Machado y de Lilian Tintori, esposa del prisionero dirigente político Leopoldo López, intentaron marchar hacia la cercana iglesia de San Pedro. La actividad no obtuvo permiso de la Alcaldía del municipio Libertador (centro-oeste de Caracas), a cargo de Jorge Rodríguez, exvicepresidente de los Gobiernos de Hugo Chávez y expresidente del Consejo Electoral. Por lo tanto, piquetes de la Guardia Nacional impidieron avanzar a los manifestantes. Mientras, las juventudes oficialistas marcharon por el mismo recorrido que el año antes había hecho la oposición.

En San Cristóbal, capital del estado Táchira y foco principal de las protestas de 2014, ayer hubo enfrentamientos violentos entre estudiantes y la policía. El día anterior hubo tres manifestantes heridos de bala por agentes policiales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >