Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel ve ahora a la eurozona fuerte para superar una salida de Grecia

Un artículo de 'Der Spiegel' sostiene que Berlín da por hecho el abandono de la moneda común si Syriza gana las elecciones

La canciller alemana, Angela Merkel, junto al primer ministro griego, Antonis Samaras, en Berlín, el pasado septiembre. Ampliar foto
La canciller alemana, Angela Merkel, junto al primer ministro griego, Antonis Samaras, en Berlín, el pasado septiembre. EFE

Cuando estalló la crisis de euro hace cinco años en Grecia y que hizo temer que la eurozona podría llegar a su fin, la canciller Angela Merkel tomó dos decisiones que lograron alejar el peligro. En un tono categórico y que no admitía discusiones dijo que Grecia debía seguir perteneciendo a la zona euro y, al mismo tiempo, impuso una rígida política de ahorro fiscal a sus socios, una medida que aún sigue vigente.

Cinco años después y ante el riesgo de que el izquierdista partido Syriza emerja como vencedor en las elecciones presidenciales que tienen lugar el próximo 25 de enero, Merkel cambió radicalmente de opinión con respecto al futuro del país heleno y cree que la eurozona podría sobrevivir si un futuro Gobierno griego liderado por Alexis Tsipras decidiera abandonarla.

El radical cambio de postura de la canciller, una medida que también comparte su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, fue revelado este domingo por la revista Der Spiegel, que asegura que ambos aceptarán la salida de Grecia, en el caso de que el futuro Gobierno griego así lo decida, una posibilidad que ya fue bautizada en Berlín como “Grexit”.

Tanto Merkel como Schäuble estiman que la zona euro ha hecho progresos sólidos desde que la crisis del euro alcanzara su peor fase en 2012, consideran limitados los riesgos y creen que una salida de Grecia sería manejable. “El peligro de contagio es limitado debido a que se considera que Portugal e Irlanda están rehabilitados”, señala la revista que cita a una fuente no identificada del Gobierno.

El semanario también destaca que la eurozona cuenta ya con el fondo de rescate europeo, el llamado Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), al que califica como un mecanismo “efectivo” de rescate y que ya se encuentra disponible para hacer frente a eventuales crisis. Por su parte, los grandes bancos están protegidos por la unión bancaria.

Por eso, dejó de predominar ahora en Berlín y Bruselas la llamada teoría del dominó que advertía del peligro del fin de la unión monetaria, si caía un miembro”, señala la revista. Ahora predomina la llamada ‘teoría de la cadena’ que funciona de la siguiente forma: si cae el miembro más débil de la cadena, el resto de la cadena se vuelve más sólida”.

El Gobierno alemán, que considera una salida de Grecia casi como inevitable si el partido de izquierda Syriza gana las elecciones, también llega a la conclusión de que ya no puede seguir cediendo a las presiones de Grecia, ante el peligro de que nuevas concesiones alienten a países como Francia e Italia a dejar de lado sus reformas y le den más argumentos al Frente Nacional de Francia, al movimiento Cinco Estrellas que lidera Beppe Grillo en Italia o a Podemos en España

Merkel, según Der Spiegel, ha decidido ignorar la nueva amenaza que proviene de Grecia, mientras que su ministro de Finanzas ya advirtió a Atenas sobre las consecuencias de alejarse del camino de las reformas económicas. “Si Grecia emprende otro camino será difícil. Las elecciones no modifican los acuerdos alcanzados con el Gobierno griego y cada Gobierno nuevo deberá cumplir con los acuerdos a que llegó el anterior”, dijo Schäuble, el lunes pasado.

El artículo de la revista, que tuvo una amplia repercusión en las ediciones digitales de la prensa germana, no fue comentado por el Gobierno, ni tampoco por el Ministerio de Finanzas.