Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE da un nuevo paso en la lucha contra la evasión fiscal

Los Veintiocho amplían el intercambio de información tributaria a dividendos

El vicepresidente de la Comisión, Jyrki Katainen, conversa con los ministros de Economía de Portugal y España.
El vicepresidente de la Comisión, Jyrki Katainen, conversa con los ministros de Economía de Portugal y España. EFE

En pleno vendaval a cuenta del caso LuxLeaks, el escándalo que ha puesto de relieve los acuerdos de centenares de grandes empresas con el Gobierno luxemburgués para abaratar su factura fiscal, los socios europeos adoptan nuevas medidas contra la evasión de impuestos. Los ministros de Finanzas de la UE han acordado este martes en Bruselas una modificación legal para impedir que las multinacionales se aprovechen fiscalmente de la normativa comunitaria contra la doble imposición (que evita que las compañías tributen en dos Estados por una misma renta) y ratificaron la extensión del intercambio de información impositiva entre países a cuentas corrientes, plusvalías del capital, dividendos y otros ingresos financieros.

En primer lugar, la UE modifica la legislación que evita que una compañía tenga que pagar impuestos por partida doble sobre los dividendos recibidos de sus filiales extranjeras (en el país en el que están radicadas y en el de origen de la matriz) e incluye una cláusula antiabuso para cercenar las “lagunas que eran explotadas para la planificación fiscal agresiva”, tal y como ha reconocido el comisario de Economía Pierre Moscovici. Esta modificación obliga a los Estados a anular la aplicación de la directiva cuando se hayan producido “arreglos” con el fin de obtener ventajas fiscales y cierra la puerta a prácticas extendidas entre las multinacionales, como la creación de sociedades ficticias en territorios en los que no tienen interés económico real y en los que ni siquiera contratan personal. El cambio ha recibido el visto bueno de los 28 Estados miembros, después de que Bélgica, Holanda y Reino Unido levantasen sus reservas.

En materia de intercambio de información fiscal entre Estados, los Veintiocho han completado el listado de productos financieros que estarán sujetos a la normativa internacional ratificada por 54 países —en su mayoría miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)— en octubre. Hasta la fecha, el compromiso de intercambio solo pendía sobre las remuneraciones del trabajo, los ahorros, los seguros y los rendimientos inmobiliarios.En todos los casos, la obligatoriedad de compartir la información entrará en vigor en septiembre de 2017.

Pese a que las medidas adoptadas este martes ocupaban un lugar destacado en la agenda de prioridades de las organizaciones que luchan contra la elusión fiscal en la UE, la Comisión Europea aún tiene pendiente uno de los grandes compromisos asumidos por su presidente, Jean-Claude Juncker, tras destaparse de los acuerdos ad hoc firmados por Luxemburgo cuando él era primer ministro: la armonización del Impuesto de Sociedades en territorio comunitario.