Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALICIA BÁRCENA I SECRETARIA EJECUTIVA DE CEPAL

“No cometamos en nuestra región el error de Europa de ajustar y ajustar”

La secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena analiza la situación económica de América Latina

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.
Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL.

Como secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena (Ciudad de México, 1952) aboga desde hace seis años por la diversificación productiva y la igualdad. Su prédica se ha reforzado ante el fin de la bonanza que los altos precios de las materias primas trajeron a la región.

Pregunta. ¿Es tiempo de ajuste o hay otra vía para crecer con inclusión social?

Respuesta. No podemos hablar de la región como un todo. Hay países con los que tienen más espacio que otros para hacer políticas contracíclicas. La mayoría crece por encima del 2,8%. El promedio es 1,1% porque hay tres economías que lo bajan: Argentina, Brasil y Venezuela.

P. ¿Comparte la visión de "Mercosur malo y Alianza del Pacífico buena"?

R. Más que Mercosur o Alianza del Pacífico, hablamos de qué contexto externo determina a cada país. Si a EE UU le va mejor, le va mejor a Centroamérica y México. A Sudamérica no le va tan bien porque es más dependiente de China y Europa.

P. En la reunión de la semana pasada del Fondo Monetario Internacional (FMI) celebrada en Chile, usted fue dura con Brasil...

R. Brasil crece poco, tiene inflación alta y poco espacio para políticas. Es de los que tiene que ajustar sin sacrificar logros sociales.

P. ¿Qué otros países están como Brasil?

R. Diré cuáles no están como Brasil: Bolivia, Ecuador, Colombia. Hay países en los que la disminución de ingresos no tributarios, por la caída de los precios de las materias primas, se ha ido compensando con ingresos tributarios. Han hecho reformas tributarias progresivas. Entre ellos, México. Un país con poco espacio es Venezuela, y está haciendo ya un ajuste en los salarios del sector público.

P. ¿Y Argentina?

R. Es una economía diversificada, potencia regional en industrialización. Es una ventaja. Pero enfrenta condiciones macroeconómicas difíciles por los fondos buitre y el acceso al financiamiento externo, temas que esperemos se resuelvan para que retome el crecimiento. Tiene poco espacio.

P. ¿Chile?

R. Desacelera, pero tiene los fondos de estabilización [ahorro de los tiempos de bonanza]. Está tomando dos medidas interesantes: mantiene la tasa de interés baja, lo que incentiva la inversión, y el presupuesto de 2015 contempla importante inversión pública. Estamos sugiriendo que toda región estimule la inversión privada y pública.

P. ¿México y Perú?

R. Perú desacelera, pero mantiene un crecimiento del 2,5%. México, con sus 11 reformas estructurales, está a la expectativa de que se dinamice el sector energético, de telecomunicaciones. Lo que se tiene que resolver es el Estado de derecho. Si lo hace, tiene potencial para salir adelante.

P. Eso es más complicado que las 11 reformas estructurales...

R. Es muy complicado. Es un tema que puede incidir fuertemente.

P. ¿Cómo hará Latinoamérica para crecer?

R. Mucho dependerá de las decisiones en materia fiscal y de inversiones. Nuestras economías dependían mucho de las exportaciones y del consumo, variables que se han desacelerado. Podemos invertir en tecnología, infraestructura, sectores productivos. La política industrial está de vuelta y es la oportunidad de diversificar un poco nuestras economías. Si la demanda externa está en problemas, podemos centrarnos un poco más en nuestro mercado interno. Hay 61 millones de latinoamericanos que sacamos de la pobreza y están consumiendo. No cometamos el error de Europa de ajustar y ajustar.

P. ¿De dónde saldrá el dinero para todo eso y mantener los logros sociales cuando los ingresos caen?

R. Nosotros hemos intentado diferenciar el gasto social para saber de qué estamos hablando. Uno de los gastos sociales más efectivos son las transferencias no contributivas y condicionadas, como la Bolsa Familia (de Brasil), porque cuestan 0,4% del PIB y benefician a 127 millones de latinoamericanos. La extensión de la edad de jubilación es importante porque la sociedad está envejeciendo.

P. ¿Entonces dónde se ajusta?

R. Cada país sabe, pero recomendamos no ajustar la inversión pública en infraestructura, educación y diversificación productiva.