Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama recibe a la enfermera que ha superado el ébola

El presidente abraza a la enfermera que se infectó en Dallas cuidando al primer paciente de ébola diagnosticado en el país. La otra sanitaria contagiada también ha superado la enfermedad

El presidente Obama abraza a la enfermera de Dallas que superó el ébola Ampliar foto
El presidente Obama abraza a la enfermera de Dallas que superó el ébola Reuters

Un abrazo firme, en pleno Despacho Oval, entre un sonriente Barack Obama y una no menos emocionada Nina Pham, la joven enfermera de Dallas que apenas unas horas antes había recibido el alta médica tras superar el ébola.

Si el presidente de Estados Unidos quería aplacar los miedos resurgidos en el país tras la confirmación del primer caso de ébola en una gran urbe como es Nueva York, no podría haber elegido mejor imagen, algo de lo que la Casa Blanca fue consciente al invitar este viernes al mero centro del poder en EE UU a la joven enfermera que acababa de superar la temida enfermedad en un hospital en las afueras de Washington.

“Es el presidente y no estaba preocupado para nada de poder correr algún riesgo al mostrarle su agradecimiento con un abrazo”, subrayó su portavoz, Josh Earnest, al responder a una pregunta de la prensa sobre la conveniencia de que el jefe de Estado mantenga un contacto tan estrecho con una persona que viene de recuperarse de un virus de altísima mortalidad.

Pham “es alguien que ha dado negativo de ébola en cinco pruebas”, acotó Earnest, para quien la preparada imagen del presidente y la enfermera pretendía ser también un reconocimiento a una trabajadora sanitaria “comprometida” con su trabajo. Y, de paso, un “recordatorio” de que EE UU cuenta con “la mejor infraestructura médica del mundo para proteger a los ciudadanos”, continuó, en un nuevo mensaje tranquilizador.

Antes de su aparición en la Casa Blanca, Pham, de 26 años, también había sido abrazada y saludada por los médicos que la trataron en el Instituto Nacional de Salud tras ser trasladada desde Dallas, donde el 13 de octubre se confirmó que había contraído el ébola al tratar al primer enfermo diagnosticado, el liberiano Thomas Eric Duncan, que murió el 8 de octubre.

“Me siento afortunada y bendecida por estar aquí hoy (viernes)", dijo la sanitaria a su salida del hospital de Bethesda (Maryland). La enfermera dio las gracias al equipo médico que la atendió y también al doctor Kent Brantly, que sobrevivió al virus y donó su plasma para su uso como suero medicinal.

En medio por la preocupación del primer caso confirmado en Nueva York, el de Craig Spencer, un médico estadounidense de 33 años que había viajado a Guinea con Médicos sin Fronteras para ayudar a combatir la epidemia de ébola y que está ingresado desde el jueves en el hospital Bellevue de Manhattan, el país recibió una segunda buena noticia: también la segunda enfermera de Dallas que se contagió, Amber Vinson, de 29 años, ha superado el ébola.

En el caso de Vinson —diagnosticada el pasado 16 de octubre—, las autoridades del hospital Emory de Atlanta (Georgia) han informado de que "ya no se ha detectado virus en la sangre de la paciente". Sin embargo, la sanitaria aún no está lista para abandonar el centro sanitario, por lo que continuará en la unidad de enfermedades transmisibles. "En este momento, no tenemos una fecha para el alta", afirman en el hospital.

Mientras, Pham manifestó su esperanza de poder recuperar una “vida normal”, para lo cual pidió públicamente respeto a su privacidad cuando regrese a Texas para reunirse con los suyos “y con mi perro, Bentley”.

La sanitaria, como Teresa Romero, también tenía mascota, pero la suya no fue sacrificada, a diferencia de Excalibur, el can de la auxiliar de enfermería española, quien también ha superado el virus.

Bentley ha dado negativo en las pruebas de ébola. El animal, un Cavalier King Charles Spaniel de un año que vivía en Dallas con la joven Pham, lleva en aislamiento desde el pasado 11 de octubre en una base aérea abandonada, al cuidado de Dallas Animal Services, una asociación de la ciudad. Cumplirá el resto de la cuarentena hasta el 1 de noviembre, cuando se cumplirán los 21 días.

Nina Pham, de 26 años, abraza a uno de los médicos que la atendió. ampliar foto
Nina Pham, de 26 años, abraza a uno de los médicos que la atendió. AFP

Más información