Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reino Unido intenta identificar al yihadista británico

Cameron ve “cada vez más posible” que el asesino de Foley sea ciudadano británico

Captura del vídeo difundido por los yihadistas en la que se ve al verdugo de Goley poco antes del asesinato Ampliar foto
Captura del vídeo difundido por los yihadistas en la que se ve al verdugo de Goley poco antes del asesinato Reuters

La policía británica sigue intentando identificar al yihadista con acento inglés que aparece en un vídeo seccionando la cabeza del periodista estadounidense James Foley, que había sido secuestrado en Siria en 2012. Según los medios británicos, se trata de un joven de Londres o del sur de Inglaterra al que en Siria apodaban John y que está al mando de otros dos ingleses que se encargan de la vigilancia de occidentales secuestrados. A los otros dos les llaman Paul y Ringo, por lo que los tres yihadistas británicos son apodados “los Beatles”.

El primer ministro británico, que ha reanudado sus vacaciones en Cornualles tras presentarse el miércoles en Downing Street tras difundirse el vídeo de la muerte de Foley, ha declarado que parece “cada vez más posible” que el asesino del periodista estadounidense sea un ciudadano británico. Se estima que entre 400 y 500 británicos y hasta 700 franceses han viajado a Irak o a Siria para incorporarse a la yihad o guerra santa.

Fuentes gubernamentales citadas por el diario The Guardian señalan que Cameron vio el miércoles el vídeo de la ejecución de Foley pero que considera que no hay necesidad de endurecer la actual legislación a pesar de que se cree que el terrorista que aparece en él es británico. Lo que sí considera necesario el Gobierno es centrar su atención en los cerca de 250 británicos que se cree que han vuelto de Siria después de luchar junto a la fuerza islamista que ahora se hace llamar Estado Islámico. El Gobierno ha retirado el pasaporte a 23 británicos para intentar impedir que viajen a la zona y ha revocado la ciudadanía británica a otras siete personas.

Pauline Neville-Jones, antigua responsable de la lucha antiterrorista, ha declarado en el programa Today de BBC Radio 4 que el Gobierno debe intentar llegar a través de las redes sociales a los jóvenes que pueden verse tentados a viajar a Oriente Próximo para incorporarse a las fuerzas de Estado Islamista. “Tenemos que utilizar las redes sociales como mecanismo para enviar contra-mensajes. Eso es algo que el Gobierno no puede hacer directamente. Pero puede financiar a quienes sí pueden hacerlo”, defendió la baronesa Neville-Jones. Y destacó también la importancia de trabajar con Turquía para evitar que los británicos utilicen ese país para acceder a las zonas controladas por los islamistas.