Silva se presenta como candidata del PSB y de la “renovación política” en Brasil

La ecologista se compromete a seguir el programa de Eduardo Campos, el líder socialista fallecido en un accidente de avión

Marina Silva da su primer discurso como candidata.
Marina Silva da su primer discurso como candidata.PEDRO LADEIRA (AFP)

Recurriendo en numerosas ocasiones a la necesidad de una "renovación política" en Brasil y a la memoria de Eduardo Campos, el líder socialista fallecido la semana pasada en un accidente de avión, Marina Silva dio este miércoles en Brasilia sus primeras declaraciones como candidata de la coalición liderada por el Partido Socialista de Brasil (PSB) a las presidenciales de octubre. La ecologista aseguró que el país está dando señales de cambio desde las elecciones de 2010 y las manifestaciones de junio de 2013.

Silva abrió su discurso agradeciendo a Dios su ayuda durante la "difícil travesía" que vive el partido tras la muerte de Santos, lo que fue acompañado de gritos de "Eduardo presente, Marina presidente". La candidata, arropada en todo momento por los miembros de la Ejecutiva del PSB, fue clara en su mensaje: "Nuestra palabra en este momento es crecer. Crecer en madurez política, en la disposición para el cambio que marca nuestro programa, crecer en la sensibilidad y en la generosidad para lidiar con nuestras diferencias, y en la unidad, en la escucha de nuestro pueblo".

En lo que concierne al programa de la coalición para las elecciones, los cambios serán muy pocos a pesar del reemplazo del liderato. "Lo que fue construido hasta aquí se mantendrá", advirtió la candidata. Tanto Silva como su número dos, el diputado federal de Rio Grande do Sul por el PSB, Beto Albuquerque, han asegurado que no habrá cambios en las coaliciones y las candidaturas ya cerradas en los Estados, incluso en aquellos donde no se alcanzó un acuerdo entre el PSB y el partido Rede Sustentabilidade, liderado por Silva.

“Existe el compromiso de las responsabilidades ya asumidas hombro con hombro con el liderazgo de Eduardo Campos. Ahora tenemos la responsabilidad de ayudar el PSB a levantarse después de la tragedia”, dijo.

Silva y Albuquerque prometieron recorrer el país en lo que resta de campaña y mostrar unidad e integración. “No vamos a usar las redes sociales para mentir ni calumniar. Queremos una campaña clara y transparente, como los ojos de Eduardo”, reforzó Silva. “Tenemos 46 días para recorrer Brasil y participar en los debates con una campaña propositiva”, añadió Albuquerque.

La nueva candidata presidencial entra con fuerza en la campaña electoral. El instituto Datafolha divulgó este lunes una encuesta, la primera tras el accidente de avión que mató a Campos, en la que Silva obtendría un 21% de los votos en la primera vuelta, el candidato Aécio Neves (Partido de la Social Democracia Brasileña, PSDB) lograría un 20%, mientras la presidenta Dilma Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT) se mantendría en el liderazgo con el 36% del electorado. Sin embargo, si Silva logra ir a una segunda vuelta con Rousseff, podría lograr el 47% de los votos, por encima de la presidenta, que obtendría un 43%.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

A sus 56 años, nacida en Breu Velho, en el Estado do Acre, al norte del Brasil, Silva tiene una historia de superación que recuerda a la del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Nació en una familia pobre y fue analfabeta hasta los 16 años, cuando se mudó a Rio Branco, capital del Estado, donde comenzó a estudiar y tuvo su primer trabajo como empleada doméstica. Se licenció en 1985 en Historia. Ese mismo año se afilió al Partido de los Trabajadores (PT), en el que fue concejala, diputada estatal y senadora. En 2003 fue nombrada ministra de Medio Ambiente durante el Gobierno de Lula, de donde salió en 2008 para retirarse del PT. En 2010 concurrió como candidata por el Partido Verde a la presidencia, cita electoral en la que obtuvo 20 millones de votos.

El presidente del PSB, Roberto Amaral, aseguró durante una rueda de prensa que el nombre de Silva fue una elección por unanimidad en el partido tras la muerte de Campos. "Tuvimos una suerte inmensa de tenerla como suplente".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS