Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las peticiones de asilo aumentan un 30% en la Unión Europea

Los rusos se convierten en los segundos, tras los sirios, con más solicitudes

Refugiados sirios, el pasado junio tras llegar a Milán (Italia).rn
Refugiados sirios, el pasado junio tras llegar a Milán (Italia). ap

La Unión Europea recibió en 2013 un número récord de solicitudes de asilo: 435.760. La cifra representa un incremento del 30% respecto al año anterior, el mayor crecimiento observado hasta ahora en la estadística comunitaria, que se recoge de manera homogénea desde 2008. La crisis siria —pero también conflictos soterrados como el de Chechenia en Rusia— explican en buena medida esa evolución. Siria, con el 12% de las demandas, y Rusia, con el 10%, se han convertido en los países con más solicitantes, según los datos presentados este lunes por la Comisión Europea.

La mayoría de las peticiones rusas llega de refugiados de Chechenia

Las víctimas, directas o indirectas, de los conflictos que recorren el planeta intensifican el derecho que tiene todo ciudadano de buscar asilo en otro país. Y la Unión Europea aparece como uno de los territorios más propicios, aunque solo concede estatus de refugiado al 34% de quienes lo solicitan. “Ni siquiera la mitad de los países miembros cumplen con sus obligaciones en cuestiones de asilo”, lamentó este lunes la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, en la presentación de las cifras de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo. La sueca Malmström, cuyo país encabeza, con Alemania y Francia, las preferencias de los refugiados porque sus Estados ofrecen los sistemas más ventajosos, reclamó más esfuerzos al resto de socios y pidió que se abran canales legales para evitar los naufragios. “La gente opta por embarcaciones para llegar a Europa porque hay muy pocos canales legales, si es que hay alguno, para llegar”, argumentó Malmström, un discurso que genera múltiples resistencias entre los gobernantes europeos.

El alejamiento de una solución para la guerra en Siria ha duplicado con creces el número de solicitudes de asilo procedentes de ese país, hasta superar las 50.000. Suecia recibió un tercio de las demandas. Frente a la evidencia de ese conflicto, un número similar de ciudadanos rusos llamaron a las puertas europeas, principalmente las de Alemania (un 37%). La mayoría, explican los expertos comunitarios, proviene de Chechenia, región separatista que ha perdido dos guerras contra Moscú por su independencia. Más allá del malestar político de fondo, dos elementos explican el fuerte repunte de 2013: la mejora de las prestaciones otorgadas a los refugiados en Alemania y un bulo extendido entre la comunidad chechena de que Berlín otorgaba una extensión de tierra y una suma de dinero a todo aquel que solicitara asilo en su territorio.

Tras ese pico de 2013, las cifras se han moderado mucho en el arranque de 2014, según explicó el director de la oficina europea de asilo, Robert Visser. La tendencia más significativa en los cinco primeros meses del año se registra entre los ucranios. De marzo a mayo hubo más de 2.000 demandas de protección internacional, un alza que muy probablemente continuará durante todo el año.

También por proximidad geográfica, y en busca de una vida mejor, los ciudadanos de los Balcanes registran un buen número de solicitudes. Si se suman todos los países de esa zona (Serbia, Kosovo, Albania, Macedonia...), se convierten en el colectivo más activo, con un 17% de las peticiones. Y ello a pesar de que el porcentaje de aceptación es de los más bajos, del 3,8% sobre el total.

Aunque recibe mucha inmigración irregular, España figura en la banda baja de países receptores de asilo, con 4.485 en 2013, aunque el aumento fue de un significativo 75% respecto al ejercicio anterior.