Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercados ciegos y sordos

Las Bolsas europeas reaccionan con ganancias a los resultados electorales

Un grupo de operadores en la Bolsa de Fráncfort este lunes. Ampliar foto
Un grupo de operadores en la Bolsa de Fráncfort este lunes. REUTERS

Como si el terremoto político que se ha producido en Europa tras las elecciones del domingo no fuera con ellos. Ciegos y sordos al giro radical del Parlamento Europeo. Los mercados han decidido ignorar la subida de los partidos euroescépticos y de los radicales en la Eurocámara, un hecho que cambiará, quieran verlo o no las Bolsas, la política europea de los próximos años. Milán, París, Fráncfort, Madrid…. Todos exhiben ganancias, de más del 3% en el caso italiano, sin rastro de números rojos ni atisbo de temor. Londres hoy está cerrado por festivo. Las primas de riesgo también cotizan a la baja y si al principio de la jornada los mercados exigían una rentabilidad algo mayor, de apenas unos puntos, a los países donde el vuelco ha sido más dramático, como en Francia, esas leves reticencias se han diluido conforme avanzaba el día.

“El voto protesta tendrá un enorme impacto en los partidos y en las políticas nacionales. El auge de esos partidos hará especialmente difícil centralizar poderes en la Unión Europea, especialmente por lo que respecta a la gestión de la crisis”, aseguraba Pieter Cleppe, del think tank Open Europe, a Bloomberg. Ese voto protesta ocupa ahora el 30% del Parlamento y arroja dudas sobre cuestiones de calado, como el futuro del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos.

Las decisiones seguirán en manos del PPE y el Grupo de los Socialdemócratas”

Norbert Aul, de Nomura

Los mercados siempre encuentran justificaciones a sus movimientos, porque siempre encuentran una oportunidad para obtener beneficios. Sea cual sea la circunstancia. La bolsa de Milán lidera las ganancias en el viejo continente porque las Bolsas interpretan que la política reformista del primer ministro Matteo Renzi ha recibido el respaldo de los electores. También porque así Renzi tendrá, auguran, más autoridad para acudir al rescate de la banca italiana si fuera necesario, ahora que está en el ojo del huracán con las pruebas de resistencia. En el caso de la Bolsa española, la justificación es la apuesta del Gobierno por las políticas de estímulo al calor de los resultados electorales. Eso dicen los analistas. Y luego queda el recurso de siempre, que el mercado ya había descontado esos resultados. "Aunque [la subida de los euroescépticos] han recibido mucha atención por los medios de comunicación, en las encuestas preelectorales ya se apuntaba fuerte en esa dirección", apuntaba Norbert Aul, de Nomura, en una nota a clientes. No hay por qué preocuparse, subraya. "El funcionamiento del Parlamento Europeo no se verá afectado de forma significativa, ya que la mayoría de las decisiones seguirán en manos del Partido Popular Europeo y el Grupo de los Socialdemócratas, como en el pasado", remata.

Lo cierto es que lo que marca el pulso de las Bolsas en este momento es la reunión del próximo 5 de junio, en la que, esta vez parece que sí, el BCE va a tomar medidas para combatir la baja inflación, lo que servirá de estímulo al crecimiento. O eso dicen de nuevo los analistas.

Las subidas de hoy en las bolsas europeas actúan, además, de parapeto para los propios mercados. Les permiten ocultar su propia responsabilidad en los resultados electorales del domingo, en la debacle que arrastró a las economías de todo el continente tras el estallido de la crisis financiera en 2008 y que sigue sin quedar atrás. Los votantes buscan respuestas a la “espinosa cuestión” del crecimiento y del empleo, admitía este lunes desde Lisboa el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. “El crecimiento sostenible y el empleo son vitales para seguir adelante con la integración europea que es, no lo olvidemos nunca, la mejor garantía de la paz”, advertía Draghi. Seis años después, los electores aún buscan una salida a la crisis y alguien que logre convertir las declaraciones y los eslóganes en una realidad palpable.

Más información