Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Europa del Sur clama por la reindustrialización

Italia, España y Portugal ven en este sector el vehículo para coger velocidad y sostener la recuperación económica

El Rey de España, don Juan Carlos, y los presidentes de Portugal, Aníbal Cavaco Silva (centro), e Italia, Giorgio Napolitano, hoy en Lisboa. Ampliar foto
El Rey de España, don Juan Carlos, y los presidentes de Portugal, Aníbal Cavaco Silva (centro), e Italia, Giorgio Napolitano, hoy en Lisboa. EFE

La Europa del Sur, esto es, Italia, España y Portugal, tres de los países más golpeados por la crisis, claman por una reindustrialización como vehículo para coger velocidad y sostener los aún débiles signos de recuperación económica. Reunidos en Lisboa, en el foro de la Fundación para la Innovación Tecnológica COTEC (que reúne a empresarios de los tres países presididos por sus respectivos jefes de Estado), tres ministros (el español de Industria, José Manuel Soria; el portugués de Economía, Antonio Pires de Lima; y la Italiana de Educación e Investigación, Maria Chiara Carrozza) además del vicepresidente del Ejecutivo comunitario y comisario europeo de Industria, Antonio Tajani, firmaron un documento en el que recalcan que la industria es el motor de la economía europea y del proyecto europeo, responsable de 35 millones de empleos. Y en el que se añade, también, que el sector industrial decae imparablemente en Europa: en los últimos diez años se han destruido el 10% de puestos de trabajo relacionados con el sector, datos que aún son peores en el Sur de Europa. Por eso, agrega el texto, es preciso actuar.

Ya, antes de hacerse público el documento, Tajani había insistido ante los periodistas presentes en el foro en que después de los “sacrificios tiene que venir el crecimiento”, insistiendo en que ha llegado el momento de transformar la trayectoria de la economía a fin de que los recortes y ajustes que han sufrido los tres países tengan sentido.

A fin de que esta reindustrialización sea viable y productiva, los responsables europeos explican que es preciso centrarse en la investigación, en la cualificación de los trabajadores, en la especialización de una marca determinada y, por último, en la financiación, uno de los “más grandes retos de Europa”.”El coste de la financiación es uno de los más difíciles impedimentos del sector industrial europeo”, reza el texto, que pide una urgente unión bancaria completa.

De cualquier modo, preguntado sobre si Europa traía algún dinero al foro para financiar o subvencionar alguna empresa italiana, portuguesa o española, Tajani respondió asegurando que ese no era el lugar indicado para hacerlo. Ahora bien, elogió a España por “sus sacrificios y sus reformas” y aseguró que el país está mejor que hace un año. Respecto a Portugal recalcó que sus exportaciones han subido pero que ni sus sacrificios ni sus reformas servirán si no van acompañadas “de una política industrial”. De Italia especificó que está atrasada en cuanto a “reformas”.

Todos los jefes de Estado, tanto el Rey Juan Carlos por parte de España como el italiano Giorgio Napolitano y el portugués Aníbal Cavaco Silva, recalcaron el papel primordial de la industria en la recuperación económica de los países. El presidente portugués, antes de concluir el acto, insistió en su papel primordial en la lucha contra el desempleo : “En comparación con otros sectores, la industria mantiene un nivel más estable de puestos de trabajo”.

Más información