Berlín apuesta por una cuota femenina del 30% en los consejos de administración

El Gobierno alemán legislará para garantizar a las mujeres cupos en las principales empresas

Angela Merkel, a su llegada hoy en el Bundestag.
Angela Merkel, a su llegada hoy en el Bundestag.TOBIAS SCHWARZ (REUTERS)

La cuota femenina obligatoria en Alemania es un tema que mereció tan solo una escueta mención en el acuerdo que hizo posible la formación del nuevo gobierno de gran coalición, pero el tema ha cobrado importancia en las últimas seis semanas, tanto que la canciller Angela Merkel utilizó este miércoles la principal tribuna política del país para anunciar que su gobierno legislará para hacer posible que, a partir de 2016, haya una cuota femenina en la dirección de las grandes empresas alemanes.

Merkel justificó la medida con una frase que será recordada, para bien o para mal, por el mundo empresarial aleman. “Una economía social de mercado necesita de una gran competitividad y por nuestra experiencia sabemos que esa competitividad es mayor cuando hombres y mujeres tienen en una sociedad las mismas oportunidades”, dijo la canciller en el Bundestag. “Por eso estableceremos para todos los consejos de supervisión y administración de voto obligatorio y de las empresas cotizadas una cuota femenina de al menos 30%".

El anuncio de Merkel sorprendió a las filas de su partido y al mundo empresarial por una razón de sentido común. La canciller nunca se había manifestado a favor de una cuota femenina obligatoria y. en cambio, se había mostrado a favor del dialogo con la dirección de las empresas. Merkel usó, por ejemplo, todo el poder que tiene en sus manos para impedir en la legislatura pasada una iniciativa de su ministra de Trabajo, Ursula von der Leyen, quien había sugerido introducir una cuota femenina del 20% a partir de 2018.

Pero el nuevo gobierno de gran coalición obligó a Merkel a cambiar de actitud. Hace unos días, la nueva ministra de la Familia, la socialdemócrata Manuela Schwesig, confesó que su ministerio estaba trabajando en la redacción de una ley que haría posible la cuota femenina en las grandes empresas alemanas.

La ministra sugirió que la cuota debía ser válida en las direcciones de por lo menos 2.600 grandes empresas y anunció que la ley debería quedar aprobada en el curso del presente año, para entrar en vigor en 2015. Pero advirtió que el umbral del 30% será obligatorio solo para unas 120 empresas que cotizan en la bolsa.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS