Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendida temporalmente la destitución del alcalde de Bogotá

Un tribunal pide al presidente Santos que no ejecute la sanción disciplinaria contra Gustavo Petro hasta que tome una decisión de fondo

Petro se dirige a sus seguidores.
Petro se dirige a sus seguidores. AFP

No todo está perdido para el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, aún después de que el lunes fue ratificada la decisión de la Procuraduría General de destituirlo e inhabilitarlo para ejercer cargos públicos durante los próximos 15 años por fallas en la implementación de un nuevo esquema de aseo en la capital colombiana, algo que en la práctica representaría la muerte política del líder de izquierda que fue elegido por voto popular.

Este martes se conoció que la sala administrativa del Tribunal de Cundinamarca ordenó suspender provisionalmente la sanción contra Petro, luego de admitir una tutela presentada por un policía retirado que alega que se violaron los derechos de elegir y ser elegido. Esta es una de las más de 350 tutelas que presentaron los defensores de Petro desde el 9 de diciembre, cuando el organismo de control anunció la sanción, buscando frenarla.

En su decisión, el Tribunal le pide al presidente Juan Manuel Santos que no ejecute todavía el fallo de la Procuraduría -con lo que nombraría un alcalde encargado y convocaría a unas nuevas elecciones- hasta que ese organismo se pronuncie sobre el caso, algo que en principio tardaría 10 días. Con este triunfo, el líder izquierda podría ganar tiempo para lograr que se reactive el referendo revocatorio de su mandato, que había sido anunciado para el 2 de marzo y en el que confía que los bogotanos votarán por el no.

“La suspensión provisional de la destitución es un triunfo democrático de la Justicia y la ciudadanía. Aun vamos hacia fallos definitivos”, se apresuró a escribir el regidor en su cuenta de Twitter. En la noche del lunes, desde un balcón de la sede de la alcaldía, Gustavo Petro había animado a sus seguidores a que de ahora en adelante se movilicen de forma permanente, ya no solo en la Plaza de Bolívar -que ha logrado llenar cinco veces desde que se anunció la destitución- sino en las demás plazas de la capital colombiana y le pidió a Santos que no se apresure a hacer efectiva la sanción. Por eso, al conocerse la suspensión de la sanción no ahorró palabras para calificarla de histórica. “Le ganamos la batalla a la arbitrariedad. Esto es histórico, es una página escrita por una ciudadanía que activamente se reunió durante días en la Plaza de Bolívar”, dijo a medios colombianos.

Desde el lunes, Petro ha atacado nuevamente al Procurador Alejandro Ordóñez, quizá el funcionario más polémico de Colombia, no solo por sus férreas creencias católicas, sino porque durante los cinco años que lleva al frente del organismo de control ha castigado disciplinariamente a cerca de 800 alcaldes. “(Ordóñez) trata de sustituir un gobierno que considera pecaminoso a través del abuso del poder”, dijo ante sus seguidores desde un balcón de la alcaldía.

Precisamente, en la mañana del martes, el jefe del ministerio público salió a defender la decisión que tomó la sala disciplinaria del organismo a su cargo y desestimó las acusaciones de un supuesto complot de la derecha para sacar al alcalde. Ordóñez insistió en que este fue sancionado porque incurrió en una falta de sus deberes y funciones.

Por su parte, el abogado de Petro, el ex fiscal general de la nación, Mario Iguarán, también anunció que interpuso un recurso para el restablecimiento de los derechos de Petro ante la sala penal del Tribunal Superior de Bogotá, con lo que se busca suspender la sanción. Además, los petristas están a la espera de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, se pronuncie sobre las medidas cautelares que el regidor solicitó a finales de diciembre.

Lo que ha buscado Petro a través de esta batalla jurídica es que la sanción no pueda ejecutarse y así evitar que Santos llame a elecciones anticipadas y nombre de manera provisional a una persona que se ocupe de la alcaldía. Por ahora, tras la suspensión provisional, la destitución del burgomaestre queda en suspenso.

Más información