Los senadores mexicanos aprueban el dictamen de la reforma energética

La izquierda intenta detener el debate y toma la tribuna para impulsar su propuesta de plebiscito alrededor de la apertura de Pemex

Senadores del PRD protestan para impedir la aprobación de la reforma.
Senadores del PRD protestan para impedir la aprobación de la reforma.HENRY ROMERO (REUTERS)

La reforma energética de México avanza poco a poco hacia la apertura del sector a la iniciativa privada. Los senadores de las comisiones unidas de Energía, Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales han aprobado este lunes, con 24 votos a favor y 9 en contra, el dictamen de la reforma energética que propusieron el sábado para abrir Petróleos Mexicanos (Pemex) a inversores particulares. El texto seguirá su camino al pleno de la Cámara Alta donde será discutido y votado en los próximos días.

A la votación de este lunes le ha antecedido la protesta de los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD, de izquierda), que al mediodía tomaron la tribuna para pedir una suspensión de la discusión de la reforma y que su propuesta de consulta ciudadana sea considerada en la Cámara Alta. Los perredistas cantaron el Himno Nacional y gritaron consignas como “Pemex no se vende, Pemex se defiende”. La petición de la izquierda retrasó los trabajos legislativos durante tres horas, tras las cuales comenzó el recuento de votos.

“En contra de la privatización, a favor de la consulta popular”, respondían los legisladores del PRD al emitir su voto. El proyecto de ley, aprobado este lunes y que será llevado al pleno del Senado en los próximos días, plantea la modificación de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución para permitir que el Estado mexicano celebre contratos de servicios, utilidad y producción compartida, así como licencias con empresas privadas del sector energético para la exploración y explotación de hidrocarburos. La propuesta ha sido más ambiciosa a la planteada en agosto por el presidente, Enrique Peña Nieto.

Tras la votación que favoreció el camino de la reforma energética, los legisladores de izquierda corearon “¡consulta popular!”. La diputada del PRD, Dolores Padierna, expresó que su grupo legislativo buscará impedir que la apertura del sector energético se culmine. “Vamos a dar la batalla política. Estamos exigiendo y promoviendo que se lleve a cabo la consulta popular, que la última palabra la tome el pueblo de México”, ha dicho en la sesión. En esta sesión, el senador del PRI y líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, fue el único que votó levantando la mano y sin mencionar de viva voz su voto en favor del borrador.

Mientras los legisladores discutían en la sede del Senado, los seguidores del opositor Andrés Manuel López Obrador han mantenido un cerco al edificio legislativo para protestar contra la reforma energética. Algunos han golpeado las vallas que la policía ha instalado alrededor del inmueble para evitar que los manifestantes entren al edificio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Sonia Corona

Es la jefa de la redacción de EL PAÍS en México. Cubre temas de Política, Economía, Tecnología y Medio Ambiente. Fue enviada especial para las elecciones presidenciales de 2020 en EE UU. Trabajó en Reforma y El Huffington Post. Es licenciada en Comunicación por la Universidad de las Américas Puebla y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS