Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ecuador se declara soberano para decidir sobre el asilo de Assange y Snowden

Correa manifiesta que el espionaje masivo de EEUU es "una forma de imperialismo" en "beneficio de sus trasnacionales"

Rafael Correa, presidente de Ecuador, en una entrevista a la televisión rusa.
Rafael Correa, presidente de Ecuador, en una entrevista a la televisión rusa. EFE

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, defendió el martes la capacidad soberana de su país para decidir sin someterse a presiones tanto en lo que se refiere al editor de Wikileaks Julian Assange, bloqueado en la sede diplomática ecuatoriana en Londres, como en relación a Edward Snowden, si este colaborador de la Agencia Nacional de Seguridad norteamericana, llegara asilo político en el país latinoamericano. 

Snowden ha recibido asilo temporal en Rusia por el plazo de un año, pero si arribara a territorio ecuatoriano o a una representación diplomática ecuatoriana y entregara una solicitud de asilo político, Ecuador la examinaría, señaló Correa, que se encuentra en visita oficial en Moscú. “Analizaremos sus argumentos, examinaremos todos los aspectos jurídicos y tomaremos una decisión”, señaló, refiriéndose a un caso hipotético. 

“Nos movemos por principios, no por conveniencia. No mercadeamos con derechos humanos”, subrayó Correa en una rueda de Prensa. En relación a la situación de Assange, el presidente ecuatoriano dijo que ésta podría resolverse “mañana mismo” si así lo decidiera el Reino Unido. El mandatario latinoamericano afirmó que tema está en última instancia en manos de ese país y de Suecia, es decir en manos de Europa. Correa reconoció que Londres no había respondido por escrito a la propuesta ecuatoriana para resolver el destino de Assange y explicó que iniciativa de dirigirse a un tribunal internacional había sido una idea del ministerio de Exteriores de Ecuador.En una entrevista al canal estatal de televisión RT, Correa manifestó que el espionaje masivo de EEUU es “una forma de imperialismo” en “beneficio de sus trasnacionales”.

Correa, que había realizado una primera visita oficial a Moscú en 2009, se entrevistó el martes con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en el Kremlin. En presencia de ambos se firmaron varios documentos, a saber una línea de crédito para financiar la construcción de la central eléctrica Termogas Machalá y tres acuerdos de intenciones entre grandes empresas rusas (Inter Rao Export y Ferrocarriles Rusos, entre ellas ) y el ministerio de coordinación de sectores estratégicos de Ecuador. Ecuador es uno de los “socios prioritarios” de Rusia en Latinoamérica, dijo Putin, a quien Correa ha invitado a devolverle la visita.

El giro comercial ruso-ecuatoriano es de aproximadamente 1300 millones, tras haberse duplicado en cinco años, desde 2007 a 2012, y continúo creciendo en un 11% en los primeros ocho meses de este año, según manifestó Putin Los principales productos exportadores de Ecuador al mercado ruso son bananas (tres cuartas partes de las exportaciones) y el resto está formado básicamente por flores, café y mariscos. Putin subrayó que Rusia está interesada en la colaboración con las organizaciones de integración regional de Latinoamérica.

De acuerdo con el protocolo de intenciones firmado por los Ferrocarriles Rusos, esta empresa estudiará la viabilidad de construir 1.800 kilómetros infraestructura para unir por medio de trenes eléctricos la ciudad de Quito con los cuatro puertos del Pacífico más importantes del país. Correa puntualizó que se trata de un proyecto a medio plazo, ya que por el momento no hay carga suficiente.. Tres grandes empresas rusas, Rosgeologia, Rosneft y Gazprom mantienen conversaciones para la exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma costera de Ecuador. Además, Correa manifestó que Ecuador está estudiando la oferta rusa de un crédito de 200 millones de dólares para comprar equipo de transportes (camiones y helicópteros Mi) para el Ejército y subrayó su interés en la cooperación tecnológica.