Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Snowden afirma que la NSA tuvo acceso al correo electrónico de Felipe Calderón

El semanario alemán 'Der Spiegel' publica que la agencia accedió al servidor de Presidencia de México

Snowden afirma que la NSA tuvo acceso al correo electrónico de Felipe Calderón

Las nuevas informaciones reveladas por Eduard Snowden vuelven a apuntar a que el Gobierno estadounidense espió a su vecino mexicano. Según revela este domingo el semanario alemán Der Spiegel una división de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) consiguió acceder al correo de la Presidencia mexicana y a la cuenta del expresidente Felipe Calderón. La NSA calificó la información que obtenía como una “fuente lucrativa”.

La información que Snowden ha proporcionado esta vez al medio alemán desvela que una de las divisiones de la NSA dedicada a misiones especialmente difíciles y denominada TAO (Tailored Access Operations) tenía entre sus misiones vigilar a México. En mayo de 2010, un informe de categoría de “alto secreto” aseguraba, según la información de Snowden, que TAO había logrado de manera exitosa la clave del servidor del dominio de correo electrónico de la presidencia mexicana y “por primera vez a la cuenta de correo electrónico pública del presidente Felipe Calderón”.

Según el artículo de Der Spiegel, el dominio de correo electrónico de la presidencia también era utilizado por otros miembros del Ejecutivo mexicano de ese momento. Las informaciones de la NSA apuntaban a que contenía “comunicaciones diplomáticas y económicas que proporcionan información sobre el sistema político de México y la estabilidad interna”.

El Gobierno mexicano ha emitido un comunicado en la tarde del domingo a través de la Secretaría de Asuntos Exteriores en que "reitera su categórica condena a la violación de la privacidad de las comunicaciones de instituciones y ciudadanos mexicanos" y califica la práctica como "inaceptable, ilegítima y contraria al derecho mexicano e internacional". Además, asegura que Obama se comprometió con Peña Nieto "a realizar una investigación exhaustiva que conduzca al deslinde de responsabilidades".

El Gobierno de México: "En una relación entre vecinos y socios no hay cabida a las prácticas que se alega tuvieron lugar"

México enviará una nota diplomática para  reiterar la importancia de esa investigación, que deberá ser concluida con brevedad, según el comunicado. El texto termina asegurando que "en una relación entre vecinos y socios no hay cabida a las prácticas que se alega tuvieron lugar".

Las primeras informaciones sobre el posible espionaje de EE UU a México surgieron en el mes de julio. Entonces, el diario brasileño O Globo publicaba un artículo firmado por Glenn Greenwald, el periodista de The Guardian que se reunió con Edward Snowden en el que se aseguraba que la NSA había recopilado datos de llamadas de teléfono y accesos a internet en varios países de América Latina, entre ellos Colombia, Perú, México y Venezuela. En aquella ocasión, el presidente Peña Nieto dijo que había puesto en marcha los mecanismos diplomáticos para pedir a EE UU “una información amplia” al respecto y aseguró que un eventual espionaje sería “totalmente inaceptable”.

En septiembre, nuevas revelaciones de Snowden aseguraban que la NSA hizo un seguimiento al actual presidente, Enrique Peña Nieto, en la época en la que aún era candidato. El espionaje continuó después de que ganó las elecciones presidenciales de 2012 y permitió a la NSA conocer los nombres de algunos de los componentes del Ejecutivo antes de que fueran anunciados oficialmente.

Desde Snowden filtró que Peña Nieto había sido objeto del espionaje se ha comparado la reacción del Ejecutivo mexicano con la del brasileño y se ha criticado la tibieza de la postura mexicana. La presidenta Dilma Rousseff también habría sido vigilada por la NSA. Rousseff canceló su viaje oficial a Washington después de que saltaran estas informaciones y aseguró que solo aceptaría explicaciones de Obama y por escrito. Sin embargo, el presidente Peña Nieto y el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, no discutieron el tema durante la reciente visita de Biden a México, hace poco más de un mes. La posición del Gobierno mexicano hecha pública este domingo indica que John Kerry, secretario de Estado de EE UU, confirmó el compromiso de llevar a cabo una investigación en un reciente encuentro con el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.