Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chile aboga por una reforma de la ONU acorde con la nueva realidad mundial

El presidente Piñera insta a una ampliación de los miembros permanentes y no permanentes del Consejo de Seguridad y pide que se elimine el derecho a veto

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante su intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas. EFE

En su último discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha abogado por una reforma de la institución y un cambio en los estatutos de su Consejo de Seguridad que permita la ampliación de sus miembros permanentes y no permanentes -entre los que el país sudamericano espera encontrase durante los próximos dos años- y la sustitución del derecho a veto de sus actuales integrantes por “la lógica de las mayorías cualificadas”.

Piñera ha defendido la necesidad de que la ONU se adapte a los retos y desafíos de un orden internacional muy distinto al existente cuando se fundó la organización el 24 de octubre de 1945. “Estamos en un mundo nuevo muy diferente al que vio nacer a la ONU tras la II Guerra Mundial, un mundo que no es hijo de las guerras sino de la tecnología y la innovación que están abriendo las puertas del progreso”, ha señalado el presidente chileno. “Muchas veces, nuestras organizaciones internacionales parecen resistirse a acompañar la evolución de ese mundo nuevo y se quedan rezagadas”, ha insistido.

En esta línea, el presidente de Chile ha pedido un cambio en la composición del Consejo de Seguridad de la ONU que integre en el seno de sus miembros permanentes a Brasil, Alemania, India y Japón y que amplíe el número de los no permanentes para garantizar una mejor representación del nuevo panorama mundial. Piñera ha defendido la candidatura chilena a formar parte de ese Consejo como miembro no permanente y ha agradecido el apoyo internacional recibido al respecto.

En su defensa de una modernización de la ONU, Piñera también ha solicitado que se reemplace el sistema de veto de las potencias que forman parte del Consejo de Seguridad por “la lógica de las mayorías cualificadas” en los asuntos relacionados con violaciones de los derechos humanos, genocidios o limpiezas étnicas, al tratarse de asuntos que comprometen la seguridad internacional y que “inevitablemente terminan por afectar a todos los países”, una circunstancia que, según el presidente chileno, hace necesario que esas decisiones sean adoptadas de manera “representativa”.

El dirigente chileno ha aprovechado su última intervención ante Naciones Unidas como presidente de su país para hacer una defensa de la gestión de su Gobierno y de los logros económicos y sociales alcanzados. “Nos sentimos orgullosos de nuestro trabajo para alcanzar los objetivos del milenio, pero el trabajo también ha sido de los ciudadanos chilenos", ha recalcado Piñera. Tras recordar el éxito de la transición chilena hacia la democracia, el presidente de Chile ha abogado por una"nueva transición joven", "con la vista puesta en el futuro que permita a Chile alcanzar en los próximos años un país sin pobreza".

Piñera se ha mostrado a favor de la intervención en Siria. “La responsabilidad de los Estados de proteger a su propia ciudadanía y sólo cuando no puedan o se nieguen a ello está justificada la intervención internacional", ha sostenido el chileno. “Respaldamos el acuerdo marco para eliminar las armas químicas en Siria", ha señalado el presidente chileno, quien ha hecho un llamamiento al desmantelamiento de todos los tipos de arsenales armamentísticos existentes y, en concreto, el de las químicas y ha condenado su uso en el país asiático.

Más información