Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La estudiante mexicana de intercambio

La joven veracruzana había acabado ya su semestre en Santiago y debía regresar el 2 de agosto

Yolanda Delfín Ortega en una imagen publicada en Twitter.
Yolanda Delfín Ortega en una imagen publicada en Twitter.

A Yolanda Delfín Ortega le gustaba el clima de Santiago de Compostela, una ciudad de temperaturas frescas en invierno y donde la lluvia forma parte del paisaje urbano, igual que la catedral, la “rúa do Vilar” o la facultad de Medicina. La joven veracruzana, de 22 años, llegó a la capital gallega hace seis meses en un programa de intercambio para estudiar Derecho en una institución con más de 500 años de historia. “Le habían recomendado esa escuela”, dice su hermana menor al teléfono. Ella, de 16 años, confirma con entereza que Yolanda ha muerto. Viajaba en el tren que el miércoles 24, la víspera de la fiesta grande de la Comunidad, descarriló a pocos kilómetros de la estación de Santiago. Había comenzado su viaje en Madrid, donde el día antes se despidió de sus padres y de Mariana después de un mes de vacaciones por Europa. “Había terminado los exámenes en junio. Fuimos a verla y queríamos que regresara con nosotros, pero ya no había billetes para esa fecha y tuvo que comprar la vuelta para el 2 de agosto”. Por eso volvió a Galicia el miércoles en vez de volar a México. “Ella tenía que haber venido ya”, enfatiza.

El novio de la joven estudiante, Luis Ledesma, contactó con ella a través de la red social Facebook cinco minutos antes del accidente. La muchacha le dijo que cuando llegase a casa lo llamaría, pero esa fue la última noticia que tuvo. Según informa la prensa mexicana, estaban juntos desde hacía cuatro años. Al enterarse del siniestro, pidió ayuda en Twitter a políticos y periodistas para que la buscasen. Estuvo toda la noche pendiente, sin saber nada, respondiendo a las decenas de mensajes de apoyo. Al tener noticia de los mensajes de Luis, Ernesto, un mexicano de 20 años de vacaciones en Galicia decidió acudir al punto de información habilitado en San Lázaro, la sede del Gobierno regional, para preguntar sobre su paradero. Desde Santiago cuenta que tardaron una hora en decirle que había fallecido. “No lo quiero creer”, repite al teléfono. El joven cuenta con voz quebrada que llegó hace diez días a la ciudad después haber comenzado el 24 de junio el camino de Santiago en Francia. “Decidí quedarme después de voluntario en un albergue, atendiendo a otros peregrinos”.

No fue hasta después de las nueve de la mañana que la familia recibió la comunicación oficial por parte de la cancillería mexicana. La Embajada de México en España ha confirmado a este diario la existencia de “una víctima mortal”. Por su parte, el Gobernador del Estado de Veracruz, Javier Duarte, publicó en torno a las 11.30 en su cuenta de Twitter un mensaje de condolencias: “Lamentamos la pérdida de Yolanda Delfín Ortega, nos unimos a la pena que embarga a su familia”.

“Estaba contenta en Santiago, la vimos bien, feliz”, explica Mariana. “Era muy inteligente y tenía mucho carácter”, agrega mientras todavía asume la noticia. La hermana de Yolanda confirma que este mismo jueves sus padres viajarán a España para recuperar el cuerpo.

 

Más información