Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

YPF negocia con Petróleos de Venezuela la explotación de Vaca Muerta

Argentina es el segundo país con más gas no convencional, que está alojado sobre todo en el yacimiento sureño

Ramírez, ministro de Petróleo venezolano, y Galuccio, de YPF, firman el acuerdo.
Ramírez, ministro de Petróleo venezolano, y Galuccio, de YPF, firman el acuerdo. EFE

YPF continúa acumulando principios de acuerdos para explotar Vaca Muerta, el yacimiento de gas no convencional más importante de Argentina y que comenzó a ser desarrollado cuando la petrolera argentina pertenecía a Repsol. La ahora compañía reestatalizada firmó este viernes un memorando de entendimiento con la también estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) para invertir juntas en esa área. Argentina es el segundo país con más reservas de gas no convencional del mundo, solo por detrás de China y por encima de EE UU, pionera en esta tecnología, según un informe que difundió esta semana la Administración de Información de Energía norteamericana. Vaca Muerta es la principal de las cuatro áreas argentinas ricas en este recurso que está revolucionando la geopolítica internacional porque está reduciendo la dependencia energética de EE UU respecto de Oriente Medio.

El preacuerdo de YPF (51% del Estado argentino y 12% aún de Repsol) y PDVSA implicará no solo la explotación conjunta de Vaca Muerta, en la provincia sureña de Neuquén, sino también del campo D-129, en la también patagónica Chubut. Con la amistad entre los Gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y de Nicolás Maduro como contexto, ambas petroleras convinieron también que desarrollarán con la estadounidense Chevron las reservas de gas de un bloque en la platafoma Deltana de la faja petrolífera del Orinoco, en Venezuela. No se precisaron las sumas de las inversiones previstas.

YPF ya lleva firmados cuatro principios de acuerdos para explotar Vaca Muerta. Los anteriores habían sido con Chevron, la argentina Bridas –que tiene negocios en común con la estatal China National Offshore Oil Corporation (CNOOC)- y la química norteamericana Dow. Aún no ha sellado ningún pacto definitivo, pero está más cercana la posibilidad de hacerlo con Chevron después de que la Corte Suprema de Argentina levantara recientemente un embargo contra los activos de esta compañía en este país que habían solicitado indígenas de Ecuador víctimas de derrames petroleros.

Repsol, que desde la nacionalización del 51% de YPF en 2012 reclama una indemnización de 8.000 millones de euros, ha demandado en EE UU a Chevron y en España a Bridas porque las acusa de negociar con el dueño “ilegítimo” de YPF por la explotación de Vaca Muerta. No se han conocido noticias de litigios contra Dow. Habrá que ver si Repsol, que explota yacimientos en conjunto con PDVSA en Venezuela, inicia una acción legal contra esta petrolera. Repsol ha demandado al Estado argentino por la expropiación en el tribunal arbitral del Banco Mundial, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).

El Gobierno de EE UU dio a conocer esta semana un informe sobre reservas técnicamente recuperables, lo que no es lo mismo que económicamente rentables. El reporte indica que en gas no convencional lidera China, con 1.115 billones de pies cúbicos, seguida por Argentina, con 802 millones, Argelia, con 707 millones, y EE UU, con 665 millones. México figura sexto, con 545 millones, y Brasil, décimo, 245 millones. En reservas técnicamente recuperables de petróleo no convencional figuran a la cabeza Rusia, con 75.000 millones de barriles, EE UU, con 58.000 millones, China, con 32.000 millones, y Argentina, con 27.000 millones. Venezuela aparece séptimo, con 13.000 millones, y México está octavo, con una cifra similar.

La ilusión mundial con los hidrocarburos que necesitan de la fracturación hidráulica para salir a la tierra se contrapone con los temores de quienes alertan sobre el impacto en el agua y el resto del medio ambiente. En Francia, Bulgaria, Irlanda, Rumania, Reino Unido, República Checa y algunos estados alemanes rigen moratorias o prohibiciones contra la actividad, mientras en España el debate está en boga. En un municipio patagónico de Argentina, Cinco Saltos, los concejales habían ordenado a finales de 2012 que se cesara con estas explotaciones, pero la alcaldesa vetó la disposición.