Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU dice que el programa de vigilancia evitó “docenas de atentados terroristas”

El director de la Agencia Nacional de Seguridad asegura en el Senado que hicieron lo correcto

Keith Alexander, ante un comité del Senado.
Keith Alexander, ante un comité del Senado. EFE

El director de la Agencia Nacional de Seguridad de EE UU (NSA), Keith Alexander, aseguró hoy que los programas de vigilancia basados en registros de llamadas de particulares y datos de Internet que han sido filtrados evitaron "docenas y docenas" de potenciales ataques terroristas. En una audiencia ante una comisión del Senado, Alexander afirmó que los equipos de inteligencia estadounidenses "están haciendo exactamente lo correcto" para proteger a los ciudadanos de las posibles amenazas a su seguridad.

Preguntado por el senador demócrata Patrick Leahy, Alexander declaró que su agencia está "tratando de ser transparente, proteger las libertades civiles y la privacidad, pero también la seguridad de Estados Unidos". El director general de la NSA testificó ante los legisladores en una audiencia dedicada a ciberseguridad, pero fue interpelado por el último escándalo en el que se ha visto envuelta su agencia tras las filtraciones del extécnico de la CIA Edward Snowden a dos diarios sobre programas de vigilancia secretos.

El senador demócrata Dick Durbin preguntó directamente a Alexander sobre el propio Snowden y puso en tela de juicio que alguien como él, con su bajo perfil educativo, pudiera tener acceso a documentos clasificados. El director de la NSA explicó que personas como Snowden poseen habilidades extraordinarias como técnicos de las agencias federales, pero confesó que él también tiene preguntas al respecto y que la conducta del joven, de 29 años, será investigada.

El ingeniero informático trabajó durante cuatro años para la NSA como empleado de varias compañías adjudicatarias de contratos de defensa, la última de ellas Booz Allen Hamilton, desde la que tuvo acceso a la información secreta. El joven ha estado una década relacionado con la inteligencia estadounidense, primero como ingeniero informático de la CIA, basado en Ginebra, y después como consultor en varias empresas externas de defensa que colaboran con la NSA, según reveló él mismo a The Guardian.

Sobre la recopilación de datos, Alexander insistió en que los programas de vigilancia que filtró Snowden no están destinados a observar identidades sino a localizar conexiones entre datos más amplios para tratar de detectar hipotéticos complots terroristas.

Snowden filtró la semana pasada al diario británico The Guardian y al estadounidense The Washington Post que la NSA y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) tienen acceso a millones de registros telefónicos amparados en la Ley Patriota, aprobada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EE UU.

Posteriormente, los periódicos revelaron un programa secreto conocido como PRISM, que permite a la NSA ingresar directamente en los servidores de nueve de las mayores empresas de internet estadounidenses (incluidas Google, Facebook, Microsoft y Apple) para espiar contactos en el extranjero de sospechosos de terrorismo.

Más información