Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las manifestaciones contra la troika se extienden por Europa

Doce países, entre ellos España, Bélgica, Grecia o Alemania, marchan contra la austeridad

La protesta se desinfla en Lisboa, pese a ser la ciudad convocante

La manifestación de Madrid contra la troika transcurre por el paseo de la Castellana. Ampliar foto
La manifestación de Madrid contra la troika transcurre por el paseo de la Castellana.

El llamamiento, en Lisboa, era el mismo: una marcha popular antitroika y anti Fondo Monetario Internacional. Y el colectivo convocante, también el mismo, el heterogéneo grupo Que se lixe a troika (Que se joda la troika). En las anteriores convocatorias consiguieron reunir a cientos de miles de personas y hacer recular al Gobierno del conservador Pedro Passos Coelho. Ayer solo lograron congregar a unos cuantos miles. La protesta, eso sí, había saltado de Portugal hacia otras ciudades europeas: de hecho, tal vez hubo más manifestantes en Fráncfort, donde no sienten los efectos recortadores de la troika y donde se juntaron 7.000 personas, que en la sufrida Lisboa. En otros lugares, como Bruselas o Atenas, el impulso fue mínimo.

¿Se desinfla la protesta antiausteridad? “La gente está cansada, está harta de que le roben y, quizás, harta también de salir a manifestaciones y de que parezca que no valga la pena, porque este Gobierno está agarrado al poder como una lapa”, explicaba Belandina Vaz, profesora y miembro de Que se lixe a troika. Y añadió: “Pero esto tiene sus altos y sus bajos y la protesta resucitará”. El político del Bloque de Izquierdas y economista Francisco Louçã daba otra explicación a la menor afluencia de la gente: “En otras convocatorias, los representantes de la troika estaban en Portugal y eso espoleaba a las personas. Pero lo importante es que se haya empezado a extender a Europa”.

La marcha desfiló por la amplia y céntrica avenida de la República, y en el número 57, ante un edificio moderno de mármol y cristal, se detuvo: en una de sus ocho plantas está la oficina lisboeta del FMI. Los gritos arreciaron, y los insultos y los silbidos, dirigidos a ese inmueble vacío un sábado por la tarde, aunque custodiado por policías, convertido de golpe en símbolo odiado por una población harta de recortes.

Protestas organizadas en más de 80 ciudades del continente

AGENCIAS

En Europa han sido más de 80 las ciudades que, bajo el lema "Pueblos unidos contra la Troika", han salido a la calle este sábado para criticar "el gran fracaso que han supuesto las políticas económicas y financieras de recortes, desahucios, reforma laboral y privatizaciones" impuestas por la Comisión Europea, el BCE y el FMI.

Cientos de personas han salido a las calles de Barcelona, Madrid, Valencia o Bilbao, entre otras ciudades españolas, donde se ha vivido la protesta con numerosos cánticos y pancartas que llamaban a la unión contra la troika. Aunque ha habido un fuerte dispositivo policial no se han registrado incidentes.

Lo contrario ha pasado en Fráncfort, en la capital financiera de Alemania. Allí se han congregado varios miles de personas y la manifestación ha terminado con choques violentos entre un grupo minoritario de protestantes y la policía.

En Lisboa, donde nació la propuesta, la manifestación no ha tenido mucho éxito. Lo mismo ha pasado en Atenas, donde tan solo un grupo pequeño de personas ha acudido a la convocatoria, donde no había ni policías.

Se trata de la segunda movilización a nivel español y europeo que convoca la plataforma Marea Ciudadana, que aúna, entre otros, a las mareas contra la privatización de servicios públicos, el 15-M y partidos como Izquierda Anticapitalista, Equo o Izquierda Unida, cuya delegación en la marcha estuvo encabezada por su coordinador federal, Cayo Lara.

Protestas en Madrid y Barcelona

Unas 4.000 personas, según fuentes policiales, se manifestaron esta tarde en las calles de Madrid, bajo el lema Pueblos unidos contra la troika, convocada por la Marea Ciudadana., informa F. J. Barroso. La marcha se inició en el paseo del Prado y tras pasar por Cibeles discurrió hasta Colón. En la misma se pudieron ver personas que portaban pancartas contra los recortes del Gobierno. No faltaron bomberos, afectados por las hipotecas, sanitarios y personal del sector educativo. Todo el recorrido estuvo vigilado por una fuerte presencia policial.

Más de 2.000 personas se han manifestado también en Barcelona contra la troika comunitaria y sus políticas de austeridad, en un acto que ha transcurrido sin incidentes por el centro de la capital catalana.

 

Más información