Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ELN colombiano deja 10 militares muertos en la frontera con Venezuela

Bogotá envía a 400 soldados para encontrar a los guerrilleros que perpetraron la acción

El ELN, la segunda guerrilla de Colombia, ha matado este miércoles a diez militares y dejó heridos a otros cinco tras un cruento ataque de los rebeldes a una patrulla en una zona rural del caserío Presidente, municipio de Chitagá, departamento Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

El comandante de la Segunda División del Ejército, el general Juan Pablo Amaya, señaló a periodistas que en el ataque del Ejército de Liberación Nacional (ELN) murieron un oficial, un suboficial y ocho soldados.

También indicó que otros cinco soldados resultaron heridos y fueron atendidos inicialmente en el Hospital de Pamplona. Agregó que otro militar estaría en poder del ELN, al que responsabilizó de lo que le pudiera pasar. Los rebeldes también se llevaron 13 fusiles, un lanzagranadas y una ametralladora.

Desde Cali, capital del departamento del Valle del Cauca (suroeste), sede de la VII Cumbre de la Alianza del Pacífico, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo a través de su cuenta en Twitter que dio "instrucciones a los comandantes que persigan sin contemplación al ELN y que no dejen el asesinato de nuestros hombres sin castigo".

A la Cumbre, además del presidente Santos, asisten el chileno Sebastián Piñera, el mexicano Enrique Peña Nieto, el peruano Ollanta Humala, el panameño Ricardo Martinelli, el guatemalteco Otto Pérez Molina y la costarricense Laura Chinchilla.

Como observadores están el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

Tras el ataque del ELN al Ejército, desde Bogotá se dispuso el despliegue de un fuerte operativo que incluye aviones, helicópteros y el envío de más de 400 soldados para dar con el paradero de los guerrilleros que perpetraron la acción, la más sangrienta de ese grupo en lo que va de año.

Inicialmente, el ejército, a través de un comunicado de la Segunda División, reconoció la muerte de nueve militares y detalló que "el hecho se registró en el sitio conocido como el Cagüey, vereda Presidente, municipio de Chitagá, Norte de Santander, donde tropas del Batallón José Antonio Galán, de la Quinta Brigada, adelantaban operaciones de control militar de área".

Detalló que la tropa fue atacada "de manera indiscriminada" con artefactos explosivos artesanales (tatucos y cilindros) lanzados contra la patrulla. El revés militar se registra en medio de los diálogos de paz que adelanta el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en Cuba.

De este proceso no forma parte el ELN, que sin embargo, ha manifestado en varias ocasiones su disposición de emprender un proceso de negociación e incluso, ha dicho que ya tiene su equipo negociador.

En abril pasado, Santos dijo que esperaba iniciar "más pronto que tarde" un diálogo de paz con el ELN. Sin embargo, no precisó si ya hay acercamientos con esta guerrilla, ni abordó temas como el posible lugar de un eventual diálogo.

Según datos del Gobierno colombiano, las FARC tienen actualmente unos 7.800 hombres, en tanto que el ELN no llega a los 1.500 combatientes.