Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicaragua expulsa a un fotógrafo de la agencia de noticias France Press

El fotógrafo chileno Héctor Retamal estuvo cuatro días encarcelado e incomunicado en las celdas de la dirección policial que lleva casos de terrorismo y narcotráfico

Retamal a su llegada a Costa Rica.
Retamal a su llegada a Costa Rica. AFP

“Somos periodistas, no terroristas”, gritaba la tarde del sábado un grupo de reporteros frente a la sede de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la Policía de Nicaragua, en Managua, tras conocer la detención del corresponsal gráfico de la agencia France-Presse, Héctor Retamal, cuando el fotógrafo intentaba dar cobertura a una actividad oficial del presidente Daniel Ortega, el pasado martes. Retamal estuvo cuatro días detenido en las celdas de la DAJ, incomunicado, sin que se le formularan cargos y sin derecho a un abogado. Las autoridades nicaragüenses expulsaron la noche del sábado al fotógrafo de origen chileno hacia Costa Rica, donde está la sede centroamericana de AFP, acusándolo de haber violado las leyes migratorias de este país. “Tiene un pasaje ida y vuelta a Costa Rica, curiosamente”, anunció a los periodistas el cónsul de Chile en Managua, Diego Rivera. “Se veía un poco apenado y triste, pero es normal después de estar prácticamente incomunicado”, agregó.

France-Presse hizo pública la detención de Retamal el sábado a través de un despacho informativo en el que exigía al Gobierno de Nicaragua la inmediata liberación de su corresponsal. La agencia explicaba que Retamal, de 37 años, fue detenido la noche del 8 de mayo en los alrededores de la casa presidencial cuando el fotógrafo se dirigía a dar cobertura a la reunión entre Ortega y el ministro de Exteriores palestino, Riyad al-Malki. Daniel Ortega vive en la que ha sido su casa desde los años ochenta, tras el triunfo de la revolución popular sandinista. Es una amplia residencia que funciona como hogar, secretaría oficial del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y sede de Gobierno, dada la negativa del mandatario de usar el palacio presidencial de Managua. Su casa cuenta con un fuerte perímetro de seguridad, con varias calles selladas al tránsito y con cercos que controlan la entrada y salida hasta las avenidas cercanas a la vivienda. Varios grupos de policías vigilan estos cercos. El director para América Central de la AFP, Marcelo Brusa, dijo que Retamal fue detenido en uno de esos cercos cuando se identificó como corresponsal de la AFP.

Retamal fue encarcelado en las celdas de la DAJ, dirección de la Policía de Nicaragua encargada de investigar casos de terrorismo, narcotráfico y crimen organizado. La Policía nicaragüense no ha precisado por qué el fotógrafo fue llevado hasta estas celdas, conocidas popularmente en Nicaragua como “El Chipote”, donde según organizaciones de derechos humanos se han violado los derechos de quienes son encarcelados ahí por protestar contra el Gobierno de Ortega. “Las personas hablan de patadas y de puñetazos en las detenciones”, denunció en abril Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos. “Y de El Chipote hemos recibido denuncias hasta de choques eléctricos; hace algunos meses recibimos otra denuncia que a un reo le habían dado con una gaveta, a otros los estrellan contra las paredes”, dijo.

El domingo la AFP difundió un despacho noticioso con las primeras declaraciones de Retamal tras su llegada al Aeropuerto Internacional de San José. El fotógrafo dijo que vivió días muy difíciles, ansiosos, sin saber qué podía pasarle encarcelado en las celdas de la DAJ. Retamal se declaró "feliz de estar libre" y dijo que no entiende por qué estuvo tantos días detenido por intentar tomar fotos de un encuentro oficial del presidente Ortega.

La Policía de Nicaragua mantiene total hermetismo sobre la detención de Retamal. A la consulta de los medios, los oficiales dicen que desconocen el caso. La jefa policial de la DAJ, la comisionada general Glenda Zavala, se excusó de dar entrevistas a la prensa aduciendo que está de vacaciones. Corresponsales extranjeros acreditados en Nicaragua enviaron una carta a la primera dama y vocera del Gobierno, Rosario Murillo, para que ayudara a “resolver rápidamente” la situación del corresponsal. “Nuestro trabajo consiste en cubrir los acontecimientos periodísticos en Nicaragua, que es lo que el señor Retamal estaba haciendo la noche del martes”, dijeron los corresponsales en un comunicado. El encarcelamiento del fotógrafo fue duramente criticado por opositores al Gobierno de Ortega. “La detención de Retamal muestra que la familia Ortega necesita silencio, que no se oiga ninguna voz independiente”, dijo la célebre exguerrillera sandinista Dora María Téllez en su cuenta de Twitter.

Representantes de la AFP han pedido explicación por el encarcelamiento de su corresponsal, que, según sus abogados, fue ilegal. La noche del sábado circuló una fotografía de Retamal a la llegada al aeropuerto de San José, visiblemente turbado. Retamal había trabajado durante once meses en Nicaragua como corresponsal gráfico de la AFP, también había dado cobertura al terremoto de Haití, en 2009, y al caso de los mineros atrapados en Chile, en 2010.