Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Chávez está batallando por su vida”, afirma Maduro

El vicepresidente venezolano afirma que el mandatario enfermó porque "entregó su vida a los que nunca tuvieron nada"

El vicepresidente Nicolás Maduro durante una entrega de viviendas en Caracas.
El vicepresidente Nicolás Maduro durante una entrega de viviendas en Caracas. AFP

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha afirmado este jueves que el presidente Hugo Chávez está enfermo porque “entregó su vida a los que nunca tuvieron nada”.

Maduro hizo estas declaraciones durante un acto de entrega de viviendas en la parroquia de El Valle, al sur de Caracas, como parte de uno de los programas de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que pretende dotar de viviendas construidas sobre terrenos estables a quienes vivían en las barriadas más pobres de Venezuela, y que resultaron afectados por las torrenciales lluvias de finales de 2010.

Añadió además que el mandatario, que no ha aparecido en público desde el 10 de diciembre antes de viajar a La Habana para tratarse un cáncer, está "batallando por su vida" en el Hospital Militar en Caracas, donde está ingresado desde su regreso a Venezuela el 18 de febrero, según afirmó el Gobierno venezolano.

Con voz sentida, el vicepresidente pidió al grupo de beneficiarios lealtad y fidelidad “para ese hombre que lo ha dado todo por la patria”. Mientras Maduro pronunciaba su discurso, la televisión oficial, Venezolana de Televisión, tomaba los rostros compungidos de los presentes, quienes asentían con cada una de sus reflexiones. Chávez, afirmaba el vicepresidente, pasó muchas horas sin dormir pensando cómo mejorar las viviendas, los servicios, la calidad de vida de los venezolanos y olvidó su salud.

El propio comandante-presidente ya había confesado cómo había descuidado su salud en sus apariciones posteriores al hallazgo del cáncer, que le fue detectado en junio de 2011 durante una visita a La Habana, e incluso bromeaba sobre las restricciones que debía seguir al beber café.

Es la segunda vez en lo que va de semana que Maduro hace una referencia similar al desprendimiento de Chávez. El miércoles, al finalizar el acto que conmemoró los 24 años de la revuelta popular del 27 de febrero contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, el vicepresidente también afirmó que el comandante-presidente había dado su vida por su pueblo.

Maduro también cargó contra la oposición, que sigue exigiendo una prueba de vida del mandatario o que un grupo médico independiente certifique su estado de salud, como lo establece la Constitución. “Los traidores jamás van a creer en nada que se informe al pueblo acerca de la salud del presidente. Tampoco respetan que eleven plegarias por su sanación”.

Hace una semana que el Gobierno no da partes oficiales sobre la salud del presidente, que sigue internado en el piso 9 del Hospital Militar de Caracas, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad. Ayer los periodistas en el sitio informaron de que el ministro de Defensa, Diego Molero Bellavia, había visitado el centro asistencial, pero se retiró sin hacer declaraciones.